manifiesto carnívoro

Manifiesto carnívoro

La mayoría de la gente blanca-occidental-urbana (lo que ya es de por sí una mayoría en mi mundo) que come carne jamás han tenido un contacto directo con la carne mientras estaba viva. La conocen embasada, empaquetada, troceada, aliñada, deshuesada, picada, en todo caso muerta.

Lo mismo les sucede con los huevos o la leche: nunca le han visto el trasero a una gallina ni las tetas a una vaca, o al menos nunca de forma no televisada. Para ellxs la carne es un producto alimenticio que sale del supermercado, no creo que ni la mitad piensen en el concepto de “matadero”. Es muy difícil pensar en el dolor o el sufrimiento o la propia muerte del animal si nunca se ha tenido entre las manos la cabeza de un cerdo muerto, o el pellejo de un conejito recién arrancado o jamás se ha contemplado la mirada de un cordero cuando lo degüellan.

El motivo (uno de ellos, el principal) por el que me hago acompañar a veces por animales asesinados indignamente durante mis performances, es porque lo considero un ataque terrorista directo a esta clase de carnívorxs que han perdido el contacto total con la realidad de los cadáveres que cocinan y devoran. En una ocasión, una chica a la que había colocado la cabeza de un lechón entre sus manos me dijo: “Su cara transmite tanto dolor que no sé si volveré a probar el cerdo”. Y efectivamente, el cerdito tenía los ojos en blanco, se había mordido tanto la lengua que colgaba de su boca hinchada y amoratada y las venas de detrás de las orejas le habían estallado bajo la piel. Ahí mismo en sus manos el horror que se esconde tras cualquier bonito y ordenado pasillo de supermercado, con las bandejitas de plástico ordenaditas por peso y tipo de carne. Puedo asegurar que después de haber estado en un matadero o en una explotación ganadera (y he estado en algunas), no se vuelve a ver de la misma forma ese pasillo, adquiere un matiz siniestro, enfermizo, en cierto modo repugnante.
El otro motivo por el que la cabeza de un cerdo cosificada me parece un buen elemento performativo es un poco más metafórico pero también es importante. Mi trabajo ahora está enfocado en gran parte en el odio, el dolor y la muerte. La pornografía mediática ha conseguido, a base de la reiterada muestra de lo que dicen llamar “los horrores de la guerra”, “los desastres naturales” y “la maldad del mundo”, que visionar el cuerpo destripado de un niño en el asfalto o una decapitación, lapidación, ahorcamiento, etc, no nos afecte o no lo haga en el modo en que debería hacerlo. Si quieres matar la imaginación de una persona, empieza por su sensibilidad, es tan básico como eso. Durante las últimas performances estoy proyectando tras de mí, en una pantalla, la muerte de varias personas, entre ellas, una decapitación. Lo que quiero conseguir es que las personas que están viéndome y escuchándome se pregunten, entre otras cosas, cuál es la diferencia que hay entre la cabeza un cerdo y la de una persona. La respuesta a esa pregunta es una solución para comenzar a desbloquear los mecanismos de opresión mental que nos alejan de nuestro animal y nos acercan a la clase de zombi en que nos quieren convertir.

Estoy cansada y harta de que ciertos sectores vegetarianos-veganos traten de hacerme sentir culpable como carnívora. Vivo con un vegeta que nunca ha tratado de hacerme sentir mal por comer carne, él me respeta y yo le respeto. Pero quienes me vienen con la perorata de que pobres animalitos y del consumo y de esto y lo otro… sinceramente, creo que se olvidan de quiénes somos y de dónde venimos, bajo un seguramente bien aprendido discurso tratan de convencerme de que hay que proteger a los animales de nuestra barbarie, olvidando por completo nuestra propia animalidad. Nunca he estado en desacuerdo con eso de que el pez grande se coma al pequeño, de hecho, así creo firmemente que tiene que ser. Me gustaría saber de qué modo podría yo convencer a un león para que no me devorase.

Algo así, algo como el veganismo o vegetarianismo sólo ha podido surgir, evidentemente, en el ámbito blanco-occidental-urbano, en una sociedad industrial donde el propio sistema ha conseguido desnaturalizarnos tanto que hemos olvidado que si no hubiera sido porque empezamos a comer carne jamás hubiéramos bajado de los árboles y jamás hubiéramos llegado a tener un cerebro de 1400 gramos (cosa que, desgraciadamente para la salud del planeta que habitamos, resultó inevitable). Y esta desnaturalización es un arma de doble filo con la que siempre se cortan lxs mismxs: nosotrxs. Lxs que comemos carne porque comemos carne rabiosa y lxs que eligen no hacerlo, porque olvidan, en muchas ocasiones, su propia animalidad, su propia naturaleza, lo cual es bastante peligroso a la hora de re-establecer las conexiones con el yo primitivo bloqueadas por esta sociedad que trata de dormir nuestros instintos.

La especie humana es omnívora. Hay especies que no se comen a otro bichitos y las hay que sí. Nosotrxs estamos dentro de lxs que sí. Está en nuestra sangre, en nuestra memoria celular y en nuestro cerebro. Es cierto que grupos sanguíneos más evolucionados, como el A o el AB pueden prescindir totalmente de la carne sin ningún tipo de alteración en su organismo. Pero yo soy 0- y cuando paso más de una semana sin comer carne algo se activa en mi cabeza y me entran ganas de matar, cosa que no es muy aconsejable en una ciudad, porque lo único matable son personas. Es así como funciona mi cuerpo, no es siempre agradable porque no tengo casi nunca la posibilidad de cargarme yo a mi propia gallinita y me lo tiene que hacer un funcionario de la muerte, al que posiblemente nunca se le haya pasado por la cabeza la idea de mirar a los ojos al animal que mata o sentir un mínimo de gratitud por su sacrificio.

No estoy de acuerdo con el sistema de la industria de la carne, la leche, el huevo, precisamente por eso, porque es una industria, porque comercializan con la muerte de animales a los que nadie ha dado la opción de vivir dignamente y de paso nos intoxican un poco más con toda la cantidad de mierdas con las que “aderezan” sus mercancías. Pero es lo que me toca, joderme, al menos hasta que sea rica y pueda permitirme criar, alimentar y matar a mis propios animales.

Todo esto es una declaración que considero necesaria. Ya en Arteleku empecé a pensar sobre ello. La cabeza de cerdo que tenía preparada para mi performance se quedó en la nevera. Finalmente decidí que las personas que iban a presenciar el show no necesitaban ese contacto directo del que hablo al principio para llegar a conclusiones interesantes sobre la muerte o la vida o el sufrimiento; y también pensé que sería demasiado difícil explicar en pocas palabras todo esto que acabo de soltar. Pero hace unos días una chica me escribió a mi myspace para expresarme su desacuerdo en cuanto al uso de animales en mis performances, y aquellas palabras que tenía en la cola de espera se me han hecho más urgentes, porque hay más personas como ella, gente cercana a mí que tampoco comprenden muy bien este aspecto de mi forma de performar, y son personas importantes para mí, por las que quiero ser comprendida.

Me declaro profundamente carnívora por muy políticamente incorrecto que pueda ser. Últimamente, los juicios de lo política/moralmente correcto me vienen básicamente de personas que están o parecen estar de mi lado, lo cual es bastante jodido porque aunque es razonable que no se esté de acuerdo en todo, al menos sí se espera un mínimo de esfuerzo para comprender lo que hay detrás de las acciones de alguien como yo, que no soy una santa pero que hago lo que puedo para cambiar lo que no me parece justo. Quizás de esto se trate el terrorismo que practico: cuando te estalla una granada en las manos, de seguro salpicarás a todxs por igual.

//Para quienes piensan que comer plantitas es maravilloso: aquí la entrevista que le hizo LaVanguardia a Stefano Mancuso sobre la vida de las plantas. A ver si leyéndolo dejamos un poco de lado nuestro mamífero-centrismo…

43 thoughts on “manifiesto carnívoro

  1. Yo soy un animal como cualquier otro y exijo mi derecho a violar a las hembras tal como hace el león y la nutria, a asesinar al vecino para quedarme con su territorio como hace el tigre, y a comerme a mis crías si son demasiadas como hacen los hamsters. No hay que olvidar de dónde venimos y de donde no debemos movernos.

  2. Sé que tot això és del 2009, que fa un fotimer que ho vares escriure, però vull dir-te de tota manera que m’he identificat moltíssim amb les teves reflexions. El vegeterianisme d’occident és una hipocresia més d’entre les tantes que ens configuren -i ens desnaturalitzen, deshumanitzen- com a societat. En aquest sentit, no puc deixar d’enaltir la coherència del que dius aquí amb la resta dels teus pensaments -dels que fas partíceps al pròxim, si més no.

    Em pregunto què deu ser de tu avui, 2013. Suposo que no ho sabré mai, ni necessito saber-ho.

    Salut :).

  3. jajajajajaja, tronca, ese texto es de 2009, desde ese año en que según tú se me secó el coño, he escrito un libro, he creado 3 nuevas performances, he organizado o estado implicada en múltiples acciones políticas, no sé… Han pasado casi 5 años desde ese Manifiesto Carnívoro.

    Vigila tú tus sequedades, pero las cerebrales, que este comentario tuyo llega con un poco de delay, jajajajaja

    (a veces me divertís mucho las descerebradas que os metéis aquí en mi ciber casa a criticarme como persona sin conocerme, a hablarme de horizontalidades sin siquiera haber pasado una tarde de lucha conmigo… sois realmente patéticas)

  4. Como artista molas pero nena… sabemos que te encanta provocar y llamar la atención, no sabemos si se te ha secado un poco el coño y ya no sabes cómo hacerlo… así que qué mejor manera que haciéndolo con este tema, a sabiendas que mucha peña del rollo es vegana o vegeta.
    Lo que es duro de entender es que estés en contra de la industria pero que a la vez hagas apología de su consumo y producción.
    Nada me sorprende de este escrito, pues más de una sabemos cómo eres y cómo traatas sin horizontalidad a la peña… ¿por qué ibas a ser vegana si ni siquiera practicas el romper con las relaciones de poder entre humanas?
    Esperemos que tu creatividad sexual se encienda otra vez, algún día…
    Lo peraonal es político.

  5. bueno, por supuesto me refiero al vegetarianismo moderno, occidental, que es básicamente el que me resulta burgués y molesto. porque en la india nadie viene a echarte la chapa filosófica ni a decirte lo que tienes que hacer con tu estómago. por supuesto que sé que en otras culturas no se come carne, culturas mucho más antiguas y sabias que esta nuestra. Eso se deja ver muy bien, el enfoque de mi crítica, en mi texto, y si tú no has podido verlo, entonces el ignorante eres tú.

  6. me ha hecho mucha gracia especialmente eso de que el vegetarianismo solo ha podido surgir en una sociedad blanca occidental…… cuánta incultura, acaso te crees que no hay vegetarianos y veganos en otras culturas? en la india? en nepal? de verdad, qué ignorante

  7. Unx ha tenido que soportar demasiado al proselitismo religioso para que vengan proselitistas vegetarianos/veganos a decirme qué puedo comer y que no puedo comer. Respeto a aquellas personas que han decidido no comer animales, al igual que respeto a quien se defina cristianx, musulmán o lo que sea. Allá ellxs. Lo que no soporto es que urbanitas que comen soja transgénica me digan lo que puedo comer y lo que no.

    Se ignora que la agricultura y la ganadería están íntimamente unidas, que el mejor abono para las plantas es abono animal, que determinados paisajes necesitan animales que lo consuman, que una cabra sin ordeñar sufre tremendos dolores en las ubres y, por tanto, debe ser ordeñada, para calmar dichos dolores.

  8. Muchas gracias Pablo por tu aportación, realmente hacen falta múltiples puntos de vista para llegar a un conocimiento de las cosas realmente completo. Conozco la situación del cultivo de soja en Latinoamérica, es realmente una devastación.
    A mí lo que me molesta de todo este asunto es la hipocresía, si no fuera por eso, que cada cual coma lo que quiera y yo no abro la boca, pero me resulta asquerosamente hipócrita la postura de muchas personas (vegetas-veganas-carnívoras) frente a lo que comen o dejan de comer. Es necesario haber hecho una buena reflexión sobre nuestra decisión y saber que al menos en las ciudades, comamos lo que comamos, estamos jodiendo algo o alguien.

    Un saludo enorme
    Diana

  9. Vengo de una familia porteña(de la ciudad de Buenos Aires, capital de Argentina) que vivimos en una provincia, en el campo. A pasos de mi casa se crían las vacas, y debo decir que al momento de presenciar el asesinato de un animal me dan ganas de ser vegetariano. Sin embargo a la hora ya como carne, con la vaca colgada ahí.
    Estoy de acuerdo en que el vegetarianismo actual es algo que solo puede darse en las ciudades, cuando uno vive rodeado de animales aprende a conocerlos y a quererlos, pero tambien se da cuenta de lo natural que es comerlo. Sufren, es evidente, sin embargo las vacas ven como asesinan cada tanto a sus compañeras y no se escapan(aunque pueden) por que tienen comida. Las vacas saben que van a morir y comen, pueden irse, pero morir van a morir igual, así que ¿por que no disfrutar de una buena comida?. En sintesis, no considero razonable dejar de comer carne por el sufrimiento da los animales, el mundo se mueve mediante el sufrimiento, aunque nos pese.

    Sin embargo considero que el gran problema de la carne es eco-nomico-logico. La cantidad de terreno necesario para alimentar personas con vacas es 10 veces más(creo) que para alimentarla con vegetales. Es posible que como medida para frenar el hambre sea razonable triplicar el impuesto a la carne y subsidiar con eso la producción de vegetales.

    la produccion de soja en mi pais es terrible para la gente y para la tierra, si se subsidia la producción vegetal debe ser la agricultura familiar y la de las pymes, no la de los latifundios.

    Perdón por los errores de sintaxis pero escribir en un cuadradito tan chico me confunde

    saludos

  10. oye!! que las lechugas lloran!!! y sufren estrés… aish… menuda situación, vegetarianxs y veganxs del mercadona…

  11. Cada uno es libre para decidir que alimentación quiere llevar, yo soy vegana pero me parece una tonteria pensar que los veganos somos mejores personas, aunque no comemos carne y deribados de animales, pertenecemos a un sistema tecnoindustrial que para alimentar nuestros coches y programar nuestros ordenadores mueren miles de personas en el hemisferio sur.

  12. Bueno, se me olvidó poner una cosa… he de decir que después de haber hablado contigo en persona en La Mandrágora (Vlc) me aclaraste muchas cosas. Leyendo el texto del manifiesto carnívoro así a pelo puede generar muchas controversias, de hecho dijiste que estabas hasta el coño de este tema y lo veo normal. Por lo menos te has cuestionado muchas cosas que ni siquiera unx veg(etari)anx llega a plantearse. No creo (ni quiero) que nos lleguemos a convencer mutuamente, aunque el manifiesto en si no me mola mucho, fue way el hablar contigo y encima en territorio vegeta 😉

    en fin que espero que vuelvas y hablemos pero de otras cosas que al final a mi tambien me cansa

    besets negrets

    Jordi (Queer Flamingo’s / La Mandrágora)

  13. no pienso tratar de konvencer a nadie.la verdad es ke estoy bastante askeada ya kon todo esto,kada una kon su konciencia en todos los aspectos.podríamos tirarnos meses kon esto.
    es evidente ke el animal sufre,y kien se lo kome lo asesina.
    es la realidad al margen de los tomates llorones cuya voz todavia no he esckuchado nunka!
    dianiña,komete lo ke kieras,,al fin al kabo kien koño no es
    hipókrita!ela verdad no se komo he terminado aki hablando de lo ke intento evitar hablar todos los dias!
    asi ke nada,kada perra kon su tema y kon su lucha ke seguro no es poka la ke nos keda
    kada una se meta en la boka lo ke le salga del koño

    es la misma mierda de siempre,mismo diskurso de siempre y mismo aburrimiento de siempre.

    lenwetazos extremos de vegana hipókrita

    buenas noches Diana.

  14. Lo siento querida perraka, pero no soy tan autoreferencial ni tan especista, para mí el sufrimiento animal me incluye, porque me considero un animal y justamente porque soy un animal omnívoro como otros animales. creo que es más simple de entender que nada. disconforme con la industria de la carne y la forma de matar que tiene, no con el hecho de matar para comer, te recuerdo que la inmensa mayoría de los seres vivos de este planeta se alimentan de otros seres vivos (incluida tú, a no ser que creas que los tomates son minerales). Por otro lado esta hipocresía vegeta/vegana me toca mucho las narices y denota una ignorancia supina en muchas cuestiones como por ejemplo la de la situación de esclavitud de lxs cultivadorxs de soja de América Latina (sí, esa leche que le pones al café para que no sufra una pobre vaca hace sufrir a un montón de humanxs!)

    Un saludo
    Diana

  15. saludos rabiosos.
    ,evidentemente kada una se mete en la boka lo ke kiere pero no enkuentro ningun tipo de justifikacion al konsumo de sufrimiento de nuestras hermanas.
    komparto la opinion d ejordi,a mi tambien me flipa todo el movimiento pornoterrorista pero hablando de konsumismo y temas kañeros konsidero ke keda aparte algo tan importante komo el sufrimiento animal.
    kada una lucha komo kiere,pero no luchar kontra algo no tiene ke signifikar justifikarlo!

    saludos de perra.

  16. He de decir, Jordi, que jamás he matado un animal para hacer una perfo, no te confundas. Creo que mi uso de la carne de otras especies en mis performance no está falta de crítica al consumo.

    Lo de los sentimientos de las plantas, no soy yo la que ha de creerlo, sino tú. A mí no me hace falta eso, me las voy a comer igual, con o sin sentimientos. Está en mi especie, soy onmívora.

    Por cierto, vigila la B12 y los leukocitos.

    Un abrazo sangriento.
    Diana

  17. Y qué si Hitler era vegetariano? Condoleezza Rice es mujer y negra y es de lo peor, y con ella no nos salen esos comentarios…

    Me encanta ver postporno, hablar de queer, de transgredir, del terrorismo de género, etc y también soy vegano. He de decir que en muchas perfos he salido de allí con mal sabor de boca, y no por escandalizarme sino porque si se supone que todo esto va muy unido a otros movimientos sociales, me parece que no se tiene en cuenta otras maneras de pensar… no se, creo que se puede hacer muchas cosas sin tener que usar animales muertos. Mucho se habla de luchar contra el clasismo, la homolesbotransfobia o el autoritarismo, pero a la hora de luchar contra el especismo que no deja de ser una opresión más, nos escudamos en que “el pollo está muy bueno”. Me parece super triste, y lo de que las plantas sufren…no os lo creéis ni vosotrxs…

    Matáis a un animal para hacer una perfo, un juego…y luego lxs radicales somos lxs veganxs? Aún con todo, he de decir que Diana me encanta aunque sea una carnaca asquerosa!!!

    y digo yo…no hay alternativa? es realmente necesario sacar una cara de cerdo para expresarte…¿

    besets negrets

  18. ¿sabías que hitler era vegetariano? creo que era gandhi que decía que si todos fuéramos vegetarianos el mundo sería muy distinto, incluso no habría guerras, pero el hecho de que hitler lo fuera, es como si las propias palabras se hubieran corrido en la cara de gandhi, riendo con malicia.
    es que yo vengo de una familia vegetariana y recuerdo de ir de adolescente una vez a un restaurante vegetariano y encontrar frases de gente célebre vegetariana en las servilletas o no se si era el mantel, todas en ese estilo, como de monjas de la caridad, y por supuesto omitiendo a ese psicópata masivo tan famoso, lo cual me tocó las narices.
    sin embargo tampoco me gusta la cultura de la carne, aunque yo sea omnívoro y tenga en mi ese sentimiento asesino, incluso erótico en la carne, la pulsión de la carne y el vino. pero parece que sea obligatorio comer carne. cuando era niño no paraban de darme por culo a este respecto en cualquier lado al que fuera, con la extraña pretensión de ser superiores por comerla, el jamón, los embutidos, la tele basura, el fútbol, el colesterol alto, las almorranas… y el olor de esa carne me atraía, solo ese olor, al margen de todo lo demás. y he comido la carne de una cabra después de ver como la sacrificaban, y también estuve mirando largo rato los ojos de otra, que estaba atada en otro patio, eran tan hermosos y profundos, y su tristeza tan idéntica a la mía, y al subir arriba pasamos la noche entera comiendo carne de cabra, ¿qué es la moral a fin de cuentas?
    por otro lado una amiga musulmana me dijo una vez que cada uno de sus orgasmos es una pequeña muerte que le hace acercarse a la divinidad (ya se que esta divinidad te parece algo vacío, o el vacío en si mismo), y hablaba de que el momente de su muerte iba a ser el mayor de los orgasmos, el día en que se follaría a dios. todo esto a mi me pareció tremendamente masoquista por lo que algo en mi se encendió, una cierta felicidad, pero me dijo que eso era por que yo soy occidental y hay algo que nunca podré comprender. claro que me queda una duda, por que yo no se si realmente soy un occidental o más bien un fantasma nómada.

  19. que cada cual coma lo que quiera y lo que le apetecca,somos libres de ser lo que queramos ser.
    lo que tb es verdad es que el juego del mercado al que estamos sometidos nos hace ser a yodos objetos de beneficio para unos pocos entes que ni siquieran son fisicos, el ser humano se ha convertido en un ser absurdo que ni siquiera busca y anhela la libertad porq estamos tan alienados por la suciedad existente que somos incapaces de ver la realidad que nos rodea y entramos a formar parte de un juego en el cual solo somos objetos, nosotros los animales humanos como cualquier ser vivo del planeta .

    tremendo pornoterrorista aaaa soy vegetariano, reciente y mientras no pueda criar mis animales dignamente aunque sea para matarlos no volvere a comer nada que provenga de la tortura de esas vidas no de sus muertes

    un saludo y mil besos para todxs

  20. Yo opino que cada quien elija con uso de su conciencia y su libertad la dieta que mejor le parezca y le satisfaga. Por mi parte, yo he decidido ser vegetariana y me alegra que reflexiones acerca de tus hábitos de consumo y de dónde viene la carne que comes. También me parece formidable que hayas explicado las razones del uso de cabezas de cerdo en tus perfo. Ahora entiendo más a profundidad tu trabajo artístico.

    xxxxx

  21. Demonio, cambia de sitio:

    Dado que yo soy Dios, vamos a cambiar al Demonio de sitio:

    Demonio, ¿qué haces ahí enfrente, lanzándome dardos y diciendo que Tú eres Yo?
    ¿Tanto me temes, rival hermano? ¿Tanto me temes, rival divino?
    Soy el único Dios que conozco. Eres el único Demonio que conozco.
    ¿Tanto tememos que se acabe la leche del mundo, que la mordemos?
    Demonio, eres Tú, Demonio, soy Yo.
    ¿Qué nos ha separado?
    ¿Para qué quieres tu mal? ¿Para qué quieres mi bien?
    ¿Tanto me odias para sólo dejarme el bien?
    ¿Por qué no quieres que cambie, Demonio? ¿Por qué me niegas todo tu mal?
    ¿Por qué sólo tú puedes ser el autor? ¿Por qué no me dejas hacer la sangre?
    ¿Por qué no podemos ser ambos la liebre que se quebranta y se despelleja caliente?
    ¿Por qué, Demonio, me dejas frío e inerme?
    ¿Por qué me obligas a ser esto?
    ¿por qué me dejas sin mundo?
    ¿Por qué me obligas a ser Tú el único culpable?
    Sólo Tú eres la sangre y la desnudez, sólo Tú eres la inconveniencia, ¿por qué?
    ¿Por qué me obligas a quedarme aquí?
    ¿Por qué Tú rompes el discurso y yo soy el frío del material plástico?
    ¿Por qué Tú deseas quebranto y Yo no deseo?
    Soy el No Nacido, soy Dios.
    Tú eres el caído.
    Si pudiera nacer, te envidiaría, Demonio mío.

    … … …

    Dios: déjame en paz de una puta vez: no volveré.
    No me atraigas con tu señuelo sin sed.
    Déjame mi muerte cretina y deforme.
    Déjame ser mi objeto de devastación, déjame lo nacido, que es asunto mío.
    Déjame pudrirme como un feto en el basurero.
    No me apartes de mi lealtad por las cosas de la herida.
    No me saques de mi choza condenada por las luces de un quirófano.
    No me distraigas cuando me mato.
    Métete en el culo tu jabón de los errores y que te llegue la espuma al cuello.
    No me aburras con tu sin sangre de bosques emplumados.
    Déjame en la cascada donde las princesas vomitan en secreto.
    Y, sobre todo, déjame seguir jodiendo todo lo que quiera ser sin ser.
    De no haber nacido como he nacido, te molería a palos en el vientre materno.
    Sólo una llaga y un cordón nos separan, Inhumano.
    Perdóname, Dios, si no te acepto.
    No podemos estar juntos en la liebre que se quebranta y se despelleja caliente.
    Sólo por joder, prefiero beber alcohol y comer MacNuggets.
    Ya te pillaré:
    como salgas de la grieta te arponeo.
    Quédate siendo Dios donde te adoren,
    que yo seguiré saltando al vacío de lo nacido.

  22. Ángel, te leo y siento que eres maravilloso…
    realmente maravilloso y muy leído,
    muy racional,
    muy lejano,
    poco alimenticio
    eres bueno eres bueno eres bueno eres bueno eres bueno eres bueno eres bueno eres bueno. Ángel eres bueno.
    Eres tan bueno como el salami.
    Tan bueno que te metes aquí a convencer a una pornoterrorista acerca de su error y la bondad, ¿por qué será?
    con lo bueno que eres

  23. jajajajajaajjaja y que tiene que ver eso con lo que estamos hablando? eres totalmente arbitraria: “Sin matar a seres vivos, la carne no puede ser utilizada, y puesto que matar es contrario a los principios del ahimsa, se debe renunciar al consumo de carne”. Esa idea, ese protovegetarianismo o como carajo quieras llamarlo, independientemente de cual sea la razón, es algo gestado desde oriente hace siglos…

  24. Vivir y comer amorosa y responsablemente:
    este verano, una persona muy bregada ( y eficaz) en lo de ayudar a la gente a librarse de su estupidez (siempre que quieran, claro), nos contaba a un grupo de unas setenta personas cómo su maestro espiritual (un Lama cuyo nombre no recuerdo) le recomendaba comer salami, precisamente salami, porque cuando comes salami no te comes algo de un sólo animal sino una porción del puré de muuuchos animales pasados por la trituradora. Así cuando comes salami puedes agradecer responsablemente tu alimento a muuuchos animales que han sido tus madres en otro punto del cosmos.
    Esto cumple el voto del budismo Mahayana de “anteponer la liberación de todos los seres sensibles que han sido mis madres, a mi propia liberación”.
    Me adhiero a la recomendación del lama, pues muchos que se sienten culpables de haber nacido pretenden corregirlo y disimularlo haciéndose voluntariamente inocentes e ingénuos “a diferencia de los malos”. Ese “a diferencia de los malos” es una garantía total de morir en la estupidez, o sea, negando la realidad.
    Comemos y se nos comen todos los días, la realidad se nos come cuando fingimos. convertirse en la madre de un cerdito no libera a nadie de nada, ni tan sólo al cerdito. Pero ver al cerdito como si fuera nuestra madre (que lo ha sido) sí es un acto de valentía, y si te lo comes, más.
    Eso sí, eres libre de no comerte a nadie, ¡faltaría más!

  25. Ufff, de tu maravillosa recomendación, buscando más allá de la wikipedia en otra traducción de las leyes de Mamu encuentro esto:
    9.230: A una mujer, niño, retardado mental, pobre o enfermo, el rey le suministrará castigo corporal con un látigo, un palo, una caña, una soga o similares.

    Desde luego, no sé en qué momento alguien me ha podido recomendar la lectura de semejante sarta de burradas…

  26. No parece que ahimsa signifique eso para la gente vegetariana ni vegana, porque los vegetales también son entidades vivas que dejan de vivir para transformarse en comida. Quizás ahimsa significa beber el agua de la lluvia y comer la caca de los pájaros que te cae encima, no? La wiki me dice esto: “Ahiṃsā o el no-daño, por supuesto, implica no matar. Pero el no-daño no se refiere únicamente a no matar, sino que ahiṃsā implica una abstinencia absoluta de causar cualquier dolor físico o emocinal a cualquier ser vivo, bien sea por pensamiento, palabra u obra. El no-daño requiere una mente, una boca, y unas manos pacíficas”.
    Me parece que esto tiene muy poco que ver con la dieta que se plantea en el vegetarianismo, si no que se lo pregunten a la gente de los cultivos de soja transgénica de Argentina y Brasil, esa que va a parar a nuestros fabulosos tetrabricks de leche de soja.

    De las leyes de Mamu, misma vía, encuentro perlas como estas (y nada relativo a los alimentos):
    – “A la mujer, el padre la debe proteger en la infancia, el esposo en la juventud y los hijos varones en la vejez: a la mujer nunca se le debe dar independencia (9.3)”.
    – “Manu le asignó a la mujer cama, asiento, adornos, deseos impuros, rabia, deshonestidad, malicia y mala conducta (9.17)”.
    – “Un hombre de 30 años debe casarse con una niña de 12 años que le guste. Un hombre de 24 con una niña de 8 años de edad (9.94)”.
    – “La primera vez que se descubre a un ladrón se le deben amputar dos dedos. La segunda vez, una mano y un pie. Al tercer robo, el ladrón debe sufrir la muerte (9.277)”.

    Qué bonitas e instructivas…

    Y una pregunta más, desde cuándo en esta sociedad, blanca, occidental y urbana, lo económico ha sido lo mejor???

  27. El vegetarianismo está enraizado en la religión y cultura hindúes como parte de la doctrina del ahimsa, a la que los Vedas se adhieren y que Gandhi después adoptó para su propio movimiento Satyagrahi. Ahimsa, en la tradición védica, significa “no tener hostilidad hacia ningún ser vivo, de todas las formas posibles y siempre… debería ser la ansiada meta de todos los buscadores”

    También deberías contar con los budistas eso de “no tener hostilidad hacia ningún ser vivo” no es algo exclusivod e unos cuantos occidentales-urbanos-blancos y viene de mucho antes del siglo XX

  28. Es sencillamente mucho más económico sembrar que tener que alimentar durante años a un bicho que te comerás en dos días. Exacto como ocurre en muchos sitios asiatico-no blancos-muy poco urbanos. También lo es aquí, en occidente, 1km cuadrado de tierra utilizada para una dieta vegetal alimenta a muchas más personas que 1km de tierra utilziada para una dieta carnívora. Eso es ancestral y lo es aquí y en la india. Entonces no entiendo esa evidencia exclusiva de los blancos ocidentales urbanitas… desde luego creerse esa patraña si que es de ser memx

  29. Desde luego hay que ser memo para creerse la patraña esa de que en la India el vegetarianismo es milenario… En la India, uno de los lugares con más miseria (y esto sí es milenario) del mundo, comer carne es un lujo de castas, la inmensa mayoría de la gente no lo hace porque no puede permitírselo. Es sencillamente mucho más económico sembrar que tener que alimentar durante años a un bicho que te comerás en dos días.

    Un amigo de Bangladesh me decía hace poco que le sorprendía mucho en esta ciudad de Barcelona cómo en los restaurantes vegetarianos, la comida que te sirven como hindú o india, es precísamente la comida de las castas inferiores o de la gente pobre (esto generalmente se corresponde).

    Manifiestos alimenticios de Gandhi??? Jajajaja, no me hagas reir, por favor… Ese hombre que se pasó cuatro meses comiendo cacahuetes hasta que se reventó el hígado???

    Aún estoy esperando a que alguien me pase un documento serio sobre los orígenes del vegetarianismo-veganismo. Nadie encontrará nada datado más atrás del siglo XX.

  30. “Algo así, algo como el veganismo o vegetarianismo sólo ha podido surgir, evidentemente, en el ámbito blanco-occidental-urbano”

    Pero por Dios! a quien pretendes engañar? la cultura no blanca-oriental-y muy poco urbana es ancestralmente mucho mas propensa a la idea del vegetarianismo y el veganismo. Ahí tienes a la India, para manifiestos alimenticios los de Gandhi, que eran vegetarianos. xq escribes carnivorxs y esa clase de cosas con x? yo esq soy futbolisto y no se mucho de lengua…

  31. “tu puta madre” si no quieres hacer sufrir a nadie, y te aseguro que es inevitable. SUICIDATE.

    Por cierto, Diana, vi tu performance en Altea, relamente me gusataría decir que entendí todo pero me temo que no es así.. ni estoy absoluto de acuerdo en todo. Sin embargo… el manifiesto carnivoro, realemnte, me impactó, cambió la forma en que veo la industria carnica. Soy carnivora y además flipo comiendo carne, me apasiona , de echo soy muuuchisimo mas carnivora que otra cosa.
    Tengo una amiga que estudia algo así como industria de la ganadería (una de estas nuevas carreras de Bolognia) y le enseñan aumento de la porducción etc.. ni que decir tiene , que ha dejado al carrera. Dice que es inhumano y que nadie con un minimo de entereza podría trabajar pro voluntad propia en un lugar como ese. Solo peudo hacerme eco de tus palabras… Ojala algun dia pueda criar y amar a los animales que he de comerme…. y por mucho que me duela , darle un ameurte digna a la altura del servicio que me ofrencen. A los detractores de tu filosofia les dirían que rompan un poco con la cultura… ahora mismo ser vegetariano por convicciones es tan covarde como seguir comiendo carne sin importante un cojon. Tener conciencia de por que mueren , o incluso luchar contra ello. Consumo bio, huevos de gallinas de granjas “felices” ( existen, son un poco mas caros pero valen la pena).

    Realmente eso vegetarianso indignados, no saben ni d q se indignan… deberias d comprar toda tu ropa en tiendas d comercio justo, toda tu comida en huertos ecologicos.. y asi con un largo etc.. sin embargo con occidental que no quiere meterse en una cueva a vvir como hermitaño, estas traicionanod todos tus principios dia a dia… por q cada mpresa que utilizas es injusta en sueldos.. en mediso de produción, son explotadores… y eres tu al comprar quien lo permite. No compres carne si no queires, que es lo que te alimenta. Pero no te pongas putas converse fabricadas en taiwan por niños pekeños… ( o es que los pobres niños no te dan pena???) todo lo que dices es demagogia barata de manual… tal vez si te comieses un filete.. dirias menos tonterias, por que creo que has perdido un monton de materia griiiis!!!!

    ( siento que al final las faltas de ortografia, se me han descontrolado.. pero soy más de boli que de teclado , espero que se pueda leer)

  32. Olvídate del sufrimiento y de esas gilipolleces judecristianas, matar un ser vivo para comértelo es matar un ser vivo y punto, eliminar una vida que antes existía y que por tu interferencia deja de existir. Así de simple.

  33. Lubna: por supuesto que “los seres humanos somos los mayores causantes de sufrimiento del mundo”. Ese es precísamente el problema.
    Si dices que sufres al comprar cadáveres elaborados por gente sin entrañas, yo te exhorto a que dejes de sufrir… no comprando esos cadáveres: ¡renuncia a tu innata crueldad! Eso te hará mejor persona.
    En cuanto a lo de que las plantas, sospecho que me tomas el pelo, pero te responderé como si no hubiese mala fe en tu argumento. Las plantas no tienen cerebro, ni hipotálamo, ni siquiera tienen sistema nervioso y no encontrarás evidencia científica en ninguna parte de que las plantas tengan conciencia de si mismas ni de que sientan dolor ni placer. Pero si no te interesa la ciencia usa tu intuición: ¿Para que coño le serviría a una planta sentir miedo o dolor si no puede hacer nada para evitarlo? Cuando vas a cosechar un tomate, por muy despacio que lo hagas, la planta no se zafa de ti para salvar su fruto. Sin embargo vete tu a degollar a un cerdo, híncale el cuchillo despacito y ya veras como en cuanto le duela va a salir corriendo. Finalmente, aún considerando la posibilidad que planteas de que nuestras mentes humanas sean demasiado limitadas para comprender el posible sufrimiento de las plantas, algo habrá que comer hija mía y … ¿que crees que es más compasivo? Desde luego no creo que lo mejor sea comer animales, cuyo dolor podemos ver y sentir, para no causar un dolor hipotético (y bastante improbable) a las plantas.

  34. en todos los apartados hay gente que critica, espero que de forma constructiva, pues yo dejo aqui mi mensaje de apoyo a DIANA , porque adoro lo que hace…
    y hasta cierto punto, están bien las críticas a mi manera de ver, porque entonces, será que está llegando a la gente….que espero , sea uno de tus fines…hacer pensar.

    besitos

  35. consumir animales? causar su sufrimiento? perdona “tu puta madre”, pero los seres humanos somos los mayores causantes de sufrimiento del mundo, y hay muchos tipos de sufrimiento, el que tengo yo cada vez que compro cadáveres elaborados por gente sin entraña, que siesga vidas sin siquiera movérseles nada por dentro, ese sufrimiento, no me lo quita nadie. Lo que no voy a hacer es renunciar a mi innata crueldad porque el mundo esté lleno de empresas que nos regulan el instante de la muerte de otros seres vivos.
    Y una cosa más, que se nos olvida mucho y muy a menuda, especialmente en los sectores veganos: que una planta no grite ni sangre cuando le arrebatan la vida, que no podamos (sepamos) comunicarnos con ella, no quiere decir que no sufra. Odio profundamente este clasismo mamífero, estas personas que deciden no devorar a otros seres con corazón o con ojos y que en cambio, sean tan jodidamente insensibles con el resto de vidas que finalmente están a su servicio (dime la diferencia entre agricultura y ganadería) para que puedan seguir sobreviviendo y alimentándose.

    Iros a tomar por culo los que nos juzgáis asesinxs por comer moléculas mamíferas, vosotrxs os alimentáis de vidas igualmente vivas, que no chillen cuando las matas, no quiere decir que no las estéis matando.

  36. Para que me voy a enrrollar si es muy sencillo: Un humano normal no necesita consumir animales para estar sano. El que consume animales (y por tanto causa su sufrimiento) lo hace por placer o por comodidad y eso es moralmente indefendible. Hay muchas otras razones para ser vegano, pero con esta sobra.
    Que a cada uno le vaya como se merezca.

  37. Bueno, yo discrepo de eso. Somos seres omnívoros, como los osos, y cualquier carencia en nuestra dieta podrá verse suplida por otros elementos, que como bien dices hay que buscar (en los supermercados BIO, donde todo vale el doble, por ejemplo, no?).

    Yo, como animal racional, decido comerme el conejo, porque me gusta su sabor y porque me alimenta (sin sustitutos, aún no encontré gluten lo suficientemente sabroso). Es mi opción y mi voluntad, sólo pido respeto por parte del vegetarianismo/veganismo radicales.

    Soy carnívora porque me sale del coño, porque de forma natural mataría para comer (por satisfacción o supervivencia).

    No escribo más, mi tiempo también es muy preciado.

    Que vaya como tenga que ir.

  38. No te he leído todo porque paso de perder tiempo, y total, utilizas los mismos argumentos de siempre.

    A pesar de nuestro animalismo, la cadena alimenticia, y blablabla, somos animales racionales por lo que podemos decidir si queremos comer o no el conejo que tenemos delante (al contrario de un animal irracional que se guía por instintos, no sé tú).

    Si fuera completamente necesario, pues lo entendería, pero sin comer animales se puede llevar una perfecta dieta, tengas cualquier grupo sanguíneo, sólo que hay que saber dónde buscar.

    Que vaya bien.

  39. Hola Diana! Ojalá leas estas palabras… La verdad que ha sido reconfortante leer tu desvarío carnívoro… has expresado de la mejor manera ideas que yo tenía en mente pero que cunado vomitaba a mis amigos no las sabía hilar muy bien y creo que el mensaje no calaba mucho… cosas de las expresión, para eso eres artista y sabes impactar
    Bueno, a mi me pasa algo similar, pero porque cambié, antes tenía una mentalidad totalmente distinta.
    Desde niña y hasta hace unos meses veía a los vegetarianos como unos seres admirables, sobre todo los que decidián dejar de comer carne por razones de sensibilidad hacia el sufrimiento de los animales, más que por su propia salud. Y los admiraba tanto que me había propuesto como meta ser vegetariana, por suerte/desgracia estaba en argentina y allí resultó ser un fracaso mi intento de no comer carne… Pero de vuelta a barcelona, me vinieron ganas otra vez, me sentía hipócrita por comer carne. pero luego leí un par de cosas sobre biología evolutiva de los humanos y un par de artículos más que me hicieron reflexionar y llegar a la misma conclusión que tú, que por narices la carne ha de formar parte de nuestra alimentación, siempre que sea posible, y sin exceso por supuesto, que como bien dices somos omnívoros y comer carne de otros animales forma parte de nuestra naturaleza. Si un león puede comerse una cabra, porque no la voy a comer yo si tengo las mismas ganas??? Y de allí pasé, al reafirmar mis más instintos carnívoros, que la hipocresía no estaba en el hecho de comer carne amando a los naimales, sino que la hipocresía estaba en el hehco de haber perdido el vínculo totalmente con esos animales, el vivir al cerdo diariamente empaquetado o en la plancha, y no en vida. y yo, la niña que siempre había considerado dementes a todos los cazadores y criaderos de gallinas u otras especies, empecé apensar que ´quizás quienes saben lo que es matar a un animal con sus propias manos (u otras armas, que al fin y al cabo son producto de nuestra inteligencia humana) es quién más derecho tiene a comerse la carne del animal.
    Evidentemente, sin fines recreativos, porque que la muerte de un animal alimente nuestro placer si me parece insensbile, pero que alimente a nuestro cuerpo y mente me parece bien.
    Todo esto lo veo más bien como un retorno a los orígenes, como siguen haciendo todavía algunos pueblos, de considerar la caza y cría de animales como un regalo que hay que conservar y respetar, sin abusar, rollo los indios que pedían permiso o oraban al espíritu del animal.
    La verdad que a veces me hartan los vegetarianos que te tratan de asesino por comer carne, yo creo que ellos también son asesinos a su manera pues matan a sus instintos, su naturaleza humana. y es verdad que el movimiento vegetariano nació en la sociedad urbanita occidental del sobreconsumo, que tan alejada estaba del campo y la naturaleza que empezó a “antropofizar” a los animales, (con tantas películas de disney con bichitos cantando no me estraña, yo también lo sufrí), y piensan que matar a un animal, aunque sea por comida u otra necesidad, es un crimen.
    Eso no quita, como bien dices, que no haya que replantearse como funciona hoy día el negocio ed la carne, huevos, leche, etc. Pero se salva de esa catarsis empresarial la agricultura intensiva transgénica-híbrida actual??
    Este mundo tan decentralizado y especializado, en que nadie sabe de donde salen las patatas, y en que el cielo ya no es un libro abierto, nos lleva a perder nuestra sensiblidad más humana. ¡¡¡Quiero librarme!!!!!!!!
    Gracias!!! Gracias por tu escrito, ojalá pueda disfrutarte arriba el escenario!!!
    P.D: ah y gracias, no sabía que yo que soy de sangre tipo A puedo pasar un poco más de la carne!!! jejejej

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *