24 de abril: #VivasNosQueremos

Estoy prendida con la marcha del domingo. Normalmente no voy a marchas, ya tuve suficiente con las del 4F y demás en Barcelona, creo que me empaché. Siempre me siento incómoda porque me engento rápido, tengo una especie de gentefobia, de aglomerafobia, no sé…

Pero a esta sí voy a ir. ACÁ pueden encontrar información de dónde será en sus diferentes ciudades.

Dejo un texto de Ana Francis Mor que leí el otro día en el baño mientras cagaba y que por idiota que parezca es una de las cosas que me ha animado a ir a la marcha. Yo no creo en la “equidad”, me parece un absurdo, y tampoco en la justicia (y menos aún en la institucional) pero el texto me gusta.

¿hasta cuándo le haya?

Yo conté diecisiete.

Diecisiete veces en las que mi padre golpeó a mi madre o a alguna de nosotras. Por razones distintas. Porque no había mantequilla, porque Consuelo llegó tarde, porque Mónica le rompió una muñeca a Esther, porque se fueron de fiesta sin permiso, porque los pañuelos no estaban bien planchados, porque recogimos un gatito nuevo, porque había que pagarle a la ortodoncista… En fin. Y en cada una de esas veces, desde que tengo memoria, yo pregunté, reclamé, grité, pataleé, me escondí, volví a gritar, volví a reclamar. La penúltima vez saqué un cuchillo y detrás de mí, cada quién sacó un sartén, un cinturón ochentero gordo, un bat… Y ya. Santo remedio. Ni siquiera hubo que usarlos. Se acabaron las golpizas y empezamos a mirarnos frente a frente.

Hubo una última vez en la que mi padre sacó una pistola. El grado máximo de violencia cuando la fuerza física ya no era suficiente. En ese momento me di cuenta de que para detener la espiral de violencia había que tener conciencia y dignidad y eso no iba a estar en el lado de mi padre, así que simple y llanamente me fui. Ya no había nada que hacer. El tirano se ganó el triunfo y el desprestigio. Pagó el precio de perder a cinco hijas que no van a ir ni a su velorio, pero ganó a los golpes. Ganó porque se quedó sin contrincantes. Simple y llanamente dejamos de jugar el juego de la violencia. Podría ponerme más melodramática y decir que su apuesta por la impunidad no le rindió frutos, pero la neta es que no lo sé. Más allá de la culpa -en la que no creo- no ha habido ningún movimiento sabio del destino que me haga creer que la vida tiene sus propios contrapesos y misteriosas maneras de hacer justicia. Nel, mi padre morirá impune y sus delitos (porque ahora sé que esos son delitos) pasarán por la libre sin castigo.

Quisiera haber tenido en ese tiempo las herramientas para hacer justicia. Quisiera haber sabido que se podía denunciar, quisiera haber tenido apoyo del gobierno, de otras personas. Sabía que eso no estaba bien, era evidente. Pero no supe cómo defenderme, cómo obtener justicia, así que no la obtuve. Mi madre menos, se murió antes de siquiera pensar que eso era injusto o que podía haber tenido otras opciones.

Pero las cosas se transforman, o por lo menos en nuestro caso la historia cambió. Sobra decir que entre mis hermanas y yo ya no hay historias de violencia con las parejas actuales. Cuando hubo indicios de haberla en alguna, procedimos con todas las de la ley, la solidaridad y la razón para detenerlas.

El punto es que nunca estuvo bien, pero nos tomó una generación darnos cuenta, tomar conciencia, tener las herramientas, accionar al respecto y obtener los resultados deseados: establecer relaciones de equidad, en las que una no tenga que ceder su poder.

(Ana Francis Mor en Manual de la buena lesbiana 2, pág. 110)

Carta abierta a lxs anarcopolicías

/////scroll down for English/////

Hace unos días mi amiga María Basura me escribió contándome unos hechos que no me sorprenden: La banda “queer” de Berlín ha vuelto a pasarse de verga con sus estupideces de lo políticamente correcto. Es algo en lo que tengo experiencia. Esta vez, no obstante ya roza lo criminal. Es por ello que copio acá su “carta abierta”, pues me parece un mensaje importante a tener en cuenta.

Para resumir un poco: María y un compañero (de Sudamérica ambxs) hicieron una performance llamada “Zoológico humano”. En ella posiblemente algunx de lxs dos (o lxs dos) estaban en una jaula como si fueran animales. La hicieron en un declarado espacio anarquista feminista de Berlín. En algún momento de la performance el público les empezó a acusar de racistas y trataron de parar la performance porque obviamente no sabían que estas dos personas vienen del “Coño Sur” y pensaron que estaban haciendo una burla de Sudamérica. El resto lo pueden leer en la carta.

Por favor, no nos transformememos en algo así!!!

http://www.lasbasurasdemaria.blogspot.de/
http://marytrash.tumblr.com/

_______

Zoológicos humanos: Macros y micros fascismos operando hasta el día de hoy.
Sobre lo ocurrido en Kopi (Queer Gala) el 25 de febrero y de como aquellos que no tienen opresiones necesitan inventárselas o cargárselas a otros.

“Esta performance es racista!” Exclaman muy molestos y “tocados” algunas personas del público (Que curioso, las personas afectadas eran todas blancas europeas germanicas) exponiendo como único argumento vital, el hecho de que el color de nuestras pieles es relativamente claro y no responde al imaginario Walt Disney que tienen estas personas con respecto a lo que debe ser unas sudamericanas para ellxs.

Perdidos absolutamente en la imagen de pocahontas intentan invalidar nuestra postura, el trabajo de investigación, el amor, la rabia y el odio que aquellos aberrantes, pero reales sucesos nos generan.

No siendo suficiente ya la discriminación y abuso que recibimos de este sistema eurocentrista, también tenemos que recibirla de parte de anarkopolicias, invalidando nuestras vivencias y visiones , basándose en sus sensibilidades con respecto a esta supremacía moral blanca.

¿De que color debo ser para poder hablar, discutir, expresar, nuestras impresiones sobre los vejámenes del colonialismo?

O es acaso que el ser mestizo es tan deplorable que ni siquiera estamos en la linea cromática política para estas personas blancas (de verdad) europeas que gozan de cientos de privilegios?

Al llamarnos racistas no han hecho otra cosa que demostrar que están infectados de microfascismos y colonialismo, poniendo vuestra moral como ente enjuiciante.

Exponiendo así la ignorancia total con lo que a Abya Yala respecta (Abya Yala, nombre dado por el pueblo Kuna a lo que se conoce mas colonialistamente como America)

Con todo lo que cuesta sacarse de encima los asquerosos prejuicios con los que somos envenenados al comenzar con nuestra educación e inserción en la sociedad, sobre a lo que nuestras raíces indigenas respecta, vienen ustedes a invalidar nuestro empoderamiento.

Somos lxs hijxs bastardxs de la violación sistemática que ha sufrido Abya Yala desde la invasión de los españoles, nos alimentamos con las migajas de lo que queda de vuestros saqueos. No aceptamos bajo ningún punto que nos comparen con ustedes y con sus privilegios solo por tener una tonalidad de piel que no responde a sus imaginarios sobre lo que somos los sudamericanxs.

Zoológicos Humanos no ha sido solo un parto gigantesco, sino mas bien un aborto a toda la educación colonialista que recibimos gracias a santillana y todos los libros de historia provenientes de Europa, donde temas tan cruciales como este han sido absolutamente obviados.

Nos anteceden sangres indigenas y colonialistas, por eso somos mestizos y es nuestro derecho y solo nuestro, de empoderarnos de las historias de aquellos que ya no pueden hablar porque han sido exterminados o a aquellos cuya opresión es tan grande que, ciertamente, para ellxs la representación escénica no es prioridad.

No se dan cuenta acaso que solo reproducen aquello que dicen odiar al intentar boicotear nuestro trabajo (trabajo que no tiene remuneración económica)?

O es que yo, sudaka, debo cuidar la manera en que me planto el escenario para no herir la sensibilidad de un culo blanco? Pues no, repudio vuestra falta de reflexión no vamos a dejar de hacer esta performance ni a cambiarla para dejar de incomodarles, porque no estoy aquí para divertirles.

Saben ustedes, jueces morales, la cantidad de gente mestiza que se caga de hambre o que pierden la vida trabajando para pagar altos precios, solo por el solo hecho de existir y para poder sostener sus sistemas de comodidad europea? Sabían que en Chile en nuestras escuelas, casas, medios de comunicación se trata al nativo como a un terrorista, que el lenguaje que se nos fue impuesto fue el español y que perdimos la maravillosa oportunidad de aprender desde la tierna infancia estas exquisitas lenguas y culturas provenientes de las tierras donde nacimos?

Para llegar hasta aquí debí pasar por humillantes procesos en los cuales me pidieron desde exámenes médicos que comprobaran que no tenia ninguna enfermedad infecto contagiosa con la cual enfermar a ningún buen europeo. (paradójico no?) e infinidad de papeles que demostraran a través de medios económicos que era “alguien”

Una vez aquí esto no para, pase a ser ilegal, la infinidad de tramites no cesa y es que casi hay que agradecer cuando te conceden el permiso para transitar por estas tierras.

Y no contentos con todo lo que he de pasar, aun hay gente, diciéndose profeministas, libertarios pensantes y anarkistas, que centran el debate en el color de nuestras pieles, extremando todo a blanco y negro y aniquilando así toda la gama de grises que existimos entre medio, sin siquiera informarse del contexto, intentando censurar e ilegitimar nuestros discursos.

Como me dijo un buen amigo, somos racializadas porque nuestra raza es una mezcla que opera en conjunto con otras dinámicas de opresión… No, no somos como ustedes, operando, viviendo y enjuiciando con miles de privilegios del ¨primer mundo¨siendo nativos de esta zona y blancos (blancos de verdad)

En este ¨primer mundo¨es mucho mas fácil andar de anarquista, ser okupa, activista y comer prácticamente gratis productos de buena calidad. Es muy fácil soltar la lengua e inventar opresiones.

No quiero vivir en un mundo donde el pensamiento político y anarquista se desarrolle en un escenario de juicio casi circense, donde se llega hasta cuestionar la desnudes de los cuerpos.

(sabemos que la ropa se les fue impuesta a los indigenas ? Sabemos que vivimos bajo colonizaciones corporales donde lo que menos tenemos empoderado es nuestros propios cuerpos?) Nos tapa de ropas el frio y el cristianismo.

No quiero anarkopolicias enjuiciando las intensiones de alguien cuyo único afán es exponer la brutal historia a través de la representación escénica y que quiten peso al hecho central que fue el rapto y violación de miles de nativos provenientes de Abya Yala, Africa y Asia.

Me apena que pierdan energía e intelecto enjuiciando y batallando con el enemigo equivocado, cuando es claro que el real enemigo esta haciendo parques de diversiones en sus cabezas.

Espero de todo corazón que quemen sus prejuicios y privilegios morales, maten a sus policías internos, a esos anarkomotalistas, suiciden-se y nazcan de nuevo y sobre todo, enfoquen la lucha al lado correcto.

Orgullosa de mi cara y corazón de llama y empoderada de todos los espíritus del altiplano de Abya Yala, les desea una prospera muerte y una pronta resurrección.

Maria Basura (Basura antes que Maria)

pd: agradezco profundamente a lxs técnicxs de la fiesta que no permitieron que estas personas cortaran la música y el video de nuestra performance.

//////English/////

Human Zoos: Macro and micro fascisms working until today.

On what happened in Kopi (Queer Gala) on February 25th and on how those who carry no oppressions need to make them up or thrust them upon others.

‘This performance is racist!’ Some people in the audience cry out, very upset and “moved” (funny, those affected were all white European Germanic people) exposing as their only vital argument, the fact that the colour of our skins is relatively light and does not respond to the Walt Disney imaginary these people have regarding what a South American person must be and look like, to them.
Absolutely lost in the likeness of Pocahontas, they try to invalidate our position, research work, love, anger and hatred, which those abhorrent, but true events raise in us.
The discrimination and abuse that we get from this Eurocentric system seemingly not enough, we must also get it from Anarchopolice, invalidating our experiences and visions, based on their sensitivities regarding this white moral supremacy.
What colour should we be in order to talk, discuss, express our views on the humiliations of colonialism?
Or is it that the mestizo being is so deplorable that we are not even considered within the chromatic political chart for these European white people (actually white) who enjoy hundreds of privileges?
By calling us racists, you have done nothing except proving that you are infected by microfascisms and colonialism, placing your morals as a judging actor.
You thus expose your absolute ignorance in regards to Abya Yala (Abya Yala, the name given by the Kuna people to what is better known, colonially, as America ).
Taking into account that it is hard work to leave behind the filthy prejudices with which we are poisoned when we begin our education and integration into society, regarding our indigenous roots, you come to invalidate our empowerment.
We are the bastard children of the systematic rape inflicted on Abya Yala since the Spanish invasion, we are fed from the leftovers of your looting. Under no circumstance we accept being compared to you and your privileges, just because our skin tone does not answer to your imaginaries on what we, South Americans, are supposed to look like.
Human Zoos has not only meant going into a gigantic labour, but rather an abortion of all the colonialist education we got thanks all the History books coming from Europe, where key topics like this have been completely avoided.
We are shaped by indigenous and colonialist blood, that is why we are mestizo and it is our right, and our right only, to become empowered by the histories of those who are not able to speak anymore, because they have been exterminated, or those on whom oppression is so great that indeed stage performance is not their priority.
Is it that you do not realise that you are only reproducing that which you assert to hate as you try to boycott our work (work with no monetary compensation)?
Or is it that I, a Sudaka, should be careful with the way I stand on stage not to hurt the sensitivity of a white ass? Well, no, I reject your lack of reflection. We will not stop presenting this performance or change it to stop making you uncomfortable, because I am not here to entertain you.
Do you, moral judges, know the number of mestizo people who starve or waste their lives working to pay high prices, only because they exist and to be able to sustain your European comfort systems? Did you know that in Chile, in our schools, homes, media, the native is considered a terrorist? That the language imposed on us was Spanish, losing the wonderful opportunity to learn since innocent childhood these exquisite languages and cultures belonging to the lands where we were born?
In order to be here, I had to go through humiliating processes in which I was even asked for medical tests to prove I did not have any infectious contagious disease through which I could make a good European ill (ironic, isn’t it?), as well as endless documents showing through economic means, that I was “somebody”.
Once here this does not stop, I became an illegal alien, the infinite immigration proceedings do not cease and it is almost like you have to offer thanks when given the permission to walk these lands.
And, not happy with everything I must endure, there are still people, calling themselves profeminists, thinking libertarians and anarchists, who pinpoint the debate on the colour of our skins, taking everything to white and black extremes, thus annihilating all of us who exist within the range of greys in between, not even informing themselves on the context, intending to censor and outlaw our discourses.
As a good friend said to me, we are racialised because our race is a mixture operating along with other oppression dynamics…. No, we are not like you, functioning, living, and judging through thousands of “First World” privileges, being natives from this area, as well as white (actually white).
In this “First World” it is very so easy to pose as an anarchist, becoming a squatter, an activist, and eating good quality products practically for free. It is very easy to let loose your tongue and conjure oppressions out of thin air.
I don’t want to live in a world where political and anarchist thinking is developed in a judgmental scenario which is almost circus-like, where even the nudity of bodies is questioned. (Do we know that clothes were imposed to indigenes? Do we know that we live under bodily colonizations where the least empowered thing we have are our own bodies?) We are covered under clothes by the cold and Christendom.
I don’t want Anarchopolice individuals judging the intentions of someone whose only desire is to expose brutal history through stage representation, and who play down the central fact of the abduction and rape of thousands of natives coming from Abya Yala, Africa, and Asia.
It saddens me to see them waste energy and intelligence judging and fighting against the wrong enemy, when it is clear that the real enemy is making amusement parks in their heads.
I hope with all my heart that they are able to burn their moral prejudices and privileges, kill their inner police, those anarchomoralists, suicide their selves and be born again, and, above all, focus the fight on the correct side.
Proud of my llama face and heart, and empowered from all the Abya Yala spirits of the High Plains, and wishing you a prosperous death and swift resurrection,

Maria Basura- Mary Trash (Trash before Mary)

Pd: I deeply thank all the party technicians, who didn’t allow these people to plug off our performance music and video feeds.

http://www.lasbasurasdemaria.blogspot.de/
http://marytrash.tumblr.com/

February 27th, Berlin, Germany.

Mujer, ¿qué mujer?

En febrero de este año me escribieron de la revista Flint de Puebla haciéndome una propuesta: escribir el artículo central de la edición siguiente cuyo tema iba a ser “Mujer”. Carta blanca y total libertad para decir lo que quisiera con la única condición de no sobrepasar las dos cuartillas de word. Y pues estuvo bien cabrón escribirlo, me costó mucho, por dos motivos: 1) pedirle a alguien como yo que escriba algo en torno a “la mujer” es como pedirle a cualquier persona que escriba algo sobre “el mundo”; 2) ¿qué coño pinta una española contando en una revista mexicana cualquier cosa sobre “mujer”?.

Esto es lo que me salió después de un proceso muy loco que me llevó a cuestionarme muchas cosas importantes. Creo que hoy, 12 de octubre, es el día preciso para hacer público este artículo y para mostrar el profundo agradecimiento y respeto que siento por este lugar que habito y las personas que cada día me enseñan, con mayor o menor sutileza, que ser española en México implica tener que hacerse cargo, y escuchar y callar, y pensar mucho.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _

¿Qué mujer?

Se suponía que aquí tenía que escribir un texto sobre “la mujer”. Empecé a escribirlo y lo borré quinientas veces. Mi cerebro está tan contaminado por “las cuestiones queer” que ya no soy capaz de hablar con seguridad sobre algo que para una feminista como yo debería estar más claro que el agua.
La verdad es, que a ratos, “mujer” ya no significa nada, salvo quizás una categoría que decidí usar como posicionamiento político, porque en un mundo tan jodidamente machista, autodenominarme mujer, antes que cualquier otra cosa, es un ejercicio de vital importancia.

El texto me cuesta porque desde mi corrupta mente, mi mente de persona europea, güera y privilegiada, hay ciertas categorías que se me antojan hasta primitivas. Y mi idea era soltar en estas líneas un discurso de mierda sobre lo ridículos que me parecen los géneros binarios, sobre la necesidad de destruir las cárceles de lo nombrado, sobre la falacia de la mera existencia de “hombres” y “mujeres”.

Pero de pronto una se sitúa y piensa ¿para quién escribo? ¿desde dónde escribo? Entonces me asalta Juárez y sus miles de mujeres fantasma recorriendo el asfalto, me viene a gritar “pendeja” a la cara la voz de las 1.500 mujeres violadas el año pasado sólo en DF, me cruza la cara de un guantazo el caso de Yakiri o el de Claudia Rodríguez o los de las miles que no pudieron defenderse y murieron asesinadas y torturadas por ser mujeres. Y mi mente se queda en blanco. ¿Quién soy yo para escribir sobre mujeres en una publicación mexicana?

Muchas cuestiones que consideré ciertas cuando aún no vivía en México se desmoronaron completamente cuando llegué acá. Mis herramientas de feminista queer, pro-sex quedaron oxidadas por lo inútil de su uso, mis armas de deconstrucción masiva se me atoraron en la realidad cotidiana. Y no es que no sea capaz de ver con los mismos ojos críticos, en muchos sentidos mi disconformidad no entiende de fronteras. Lo que sucede es que no me siento legitimada ni cómoda (posiblemente porque no lo estoy) para hablar de lo que no conozco. Porque yo aún no sé lo que significa ser mujer, ni en mi pueblo ni en México.

Entonces, para poder seguir siendo útil con mi lucha, para poder seguir siendo feminista, a pesar de este desplazamiento tremendo que supone cambiar de continente, trato de refugiarme en las cosas que sí tienen sentido tanto en un lado del mundo como en otro: que ser mujer no es únicamente una cuestión de lo que traemos entre las piernas sino de opresiones.
El feminicidio sucede en todas partes, en España fueron 102 muertas a manos de sus maridos en 2014 y ya sé que esta cifra les sonará ridícula, una cuestión de contextos, pero eran vidas igual.
A las mujeres que no encajamos en la categoría (porque somos raras, porque tenemos “demasiada” testosterona, porque no somos heterosexuales, porque no queremos adaptarnos a lo que se esperaba de nosotras) nos joden, con mayor o menor intensidad, en cualquier lugar.
A las mujeres transexuales y transgénero, a las mujeres indígenas, a las que no tienen ni dinero ni casa ni comida, la sociedad las basurea por igual y son el segmento de la población femenina que más duramente sufre la violencia social, no sólo la violencia machista, sino también la de clase, la invisivilización de los mass media y la amplia colección de violencias que se cobijan bajo el ala maloliente del capitalismo. Interseccionalidad le llaman a esto (yo aún no sé si lo entiendo bien) porque en muchos aspectos es bastante más mujer una marica indígena que una blanca gringa heterosexual clase media.

A mí se me había olvidado un poco que SOY mujer, desde el privilegio de poder elegir dejar de serlo a ratos, desde la ventaja, de hecho, de tenerlo fácil para ni siquiera parecer una. El dulce veneno de ideas como que el género es una construcción social o de que “una mujer no nace, sino que se hace” invadió mi organismo para liberarme de un chingo de patrañas que había asumido como verdades desde pequeña. Me resultó muy útil a la hora de construir mi identidad dejar de pensarme como mujer (porque nunca encajé bien ahí) para pasar a hacerlo como sujeto disidente de la feminidad, de la heterosexualidad, de la propia categoría en sí misma. No digo que estas ideas no puedan ser útiles en México, pero es clave no perder de vista los contextos a los que las aplicamos, pues en algunos de ellos es rabiosamente necesario seguir siendo mujeres y seguir nombrándonos como tales. Rechazar los colonialismos ideológicos como forma de proteger las luchas, especialmente la feminista, porque de un tiempo a esta parte parece que cualquiera con una posición de poder dentro de las academias o de los feminismos institucionales pudiera dictar las reglas de un juego que para ellas es una mera abstracción y que para otras es cosa de vida o muerte.

En este punto de mi vida considero necesario reinstalarme en ser mujer, dentro de todas las contradicciones que ello supone para mí, aunque quede bien chueca en el molde, aunque me aprieten hasta marcarme la piel las costuras. Y no decido serlo por el hecho de tener pucha, lo soy porque a donde quiera que vaya cargo las heridas que el patriarcado causa a toda traidora. Yo he traicionado profundamente a este sistema, allá o acá soy una desertora de la normalidad. Eso es lo que me hace mujer: las heridas, las opresiones, la rabia. Y eso es justamente lo que tenemos en común yo y las mujeres desclasadas, las trans, las maricas, las monstruas, las desviadas de acá. Heridas, opresiones y mucha rabia.

Y mientras algunas, en el lado “nice” del océano Atlántico, en eso que muy entre comillas se podría llamar la primermundista Europa, se dedican a juguetear con las categorías de género y a deshacerse de ellas, y a dejar de ser mujeres (esto hice yo también mucho tiempo), a una nena de quince años la levantan en cualquier calle de México, la violan, le arrancan la cara y la dejan tirada en un vertedero por el único, sólo y exclusivo hecho de SER mujer.

Creo que escribo este texto para decir gracias, o algo así.

La Neomudejar de Madrid: prostitución y performances!!!

¡Pues ya estoy en Madrid! Muy contenta porque mañana recojo a mi querido Lechedevirgen y al compa Ricardo en Barajas y nos espera un finde tremendo de performance, evento sobre prostitución y mani del 8 de marzo.

Las entradas se están agotando ya para los eventos de performance que tendrán lugar el viernes 6 con una perfo pornoterrorista a mi cargo y el domingo con la performance del artista mexicano Lechedevirgen Trimegisto, recién aterrizado.

Dejo aquí los flyers con toda la información de estos eventos en los que espero que podráis estar!!! RUEGO DIFUSIÓN.

El peligroso rol de las víctimas

Llevo días pensando que el feminismo en el que me muevo está profundamente enfermo. Y me viene a la mente un texto que escribimos de forma colectiva hace unos años denunciando unas dinámicas de autovictimización como forma de conseguir un poder y una atención que no se pueden conseguir por otras vías. De rabiosa actualidad cada palabra de la Declaración de lxs Monstruxs, que en su día pensamos que, dado que los hechos que la inspiraron pertenecían al contexto feminista queer de Berlín, no nos iban a afectar en España. Qué equivocadas estábamos…

Lo comparto acá de nuevo. Necesito que entre todxs busquemos soluciones a este tipo de mierdas que tanto nos envenenan y que pongamos especial atención a este tipo de actitudes de vil empoderamiento mediante la victimización, son patéticas y nos hacen mucho daño.

CLIC HERE FOR ENGLISH

DECLARACIÓN ANARKAQUEER FEMINISTA EN CONTRA DE LO P.C.*, LAS VÍCTIMAS* Y LA POLICÍA QUEER.

*[P.C.= Políticamente correcto]
*[Víctima = persona que reusa a responsabilizarse de su propia vida asumiendo un rol de pasividad]

Alguien dijo que requiere menos esfuerzo mental condenar que pensar”
– Emma Goldman –

Somos lxs monstruxs que sobrevivimos al reto diario de vivir rodeadxs de mierdas y normas que aprisionan nuestros cuerpos y deseos. Somos lxs monstruxs que no son bienvenidxs prácticamente en ninguna parte. Somos lxs monstruxs, las feas, las rudas, las putas, lxs foragidxs del género, las brujas, lxs animales, lxs degeneradxs, lxs pervertidxs, lxs maleducadxs, lxs punks. Somos lxs que vemos una verdadera posibilidad de cambiar realidades, porque sabemos que cambiar este infierno es la única forma que tenemos para evitar el suicidio o el deseo de matar gente.

Y algunxs de estxs monstruxs tienen algo importante que decir.

Estamos hartxs de vosotrxs: lxs fascistas “queer” de lo políticamente correcto, lxs sexofóbicxs, lxs transfobxs pero también de lxs trans que no quieren nada más que finalmente ser gente “normal”, aquellxs que eligen adaptarse a las normas del patriarcado, y todxs lxs demás que están juzgando nuestros deseos.
Estamos hartxs de vuestra hipocresía y de vuestras sucias y traicioneras formas de comunicación. Durante años hemos estado construyendo puentes y vosotrxs os dedicáis sólo a levantar nuevas fronteras. Estamos hartxs del veneno que vuestro odio a vosotrxs mismxs y vuestra ignorancia están inyectando en nuestro tiempo y nuestro espacio.

Vosotrxs, y toda la gente que no puede ir más allá de los genitales, que no se permiten a sí mismxs pensar libremente, que no son capaces de ver la belleza en la suciedad, que no van más allá de los estándares y las normas de lo establecido, que no ueden traspasar el espejo: estáis apoyando el sistema heteronormativo-capitalista constantemente relegándonos a nuestras posiciones de dolor, precariedad y enfado.

Sois parte del puto enemigo y no vamos a aceptar vuestros ataques por más tiempo. Así que llamemos a esto guerra abierta. Ahora os podéis quitar vuestras cínicas máscaras y así podremos vernos las caras finalmente. Quizás nunca nos miraréis a los ojos ni nos diréis de frente las cosas que decís por la espalda. Porque tenéis miedo de decir lo que pensáis libremente, porque os habéis tragado su medicina y habéis aprendido a ser cobardes. Llamemos a esto guerra abierta… y os destruiremos con una sonrisa.

Usáis los códigos de lo PC como escudo porque os falta inteligencia emocional, empatía y amor para crear nuevas ideas. Quizás estáis tan jodidxs que en lugar de buscar una solución preferís satisfacer vuestro deseo de autodestrucción destruyendo las cosas sabias y bellas que construimos constantemente y que manan de nuestra felicidad, nuestras vidas, nuestro amor incondicional hacia nosotrxs y todxs lxs demás monstruxs.

Nos despreciáis porque no sois capaces de liberar vuestras mentes lo suficiente como para disfrutarnos, para amarnos o simplemente para ser vosotrxs mismxs. Pero aún así preferís quedaros a nuestro lado, tratando de regular lo que hacemos desde dentro de los espacios que hemos creado con nuestros cuerpos, corazones y mentes. En lugar de pelear por aprender a amaros a vosotrxs mismxs, en lugar de luchar junto a nosotrxs por nuestrxs intereses anarka-queer-feministas comunes, tratáis de estrangularnos con vuestras normas, nos asfixiáis con vuestra infinita y egocéntrica necesidad de atención, con vuestras historias de infancias jodidas, con vuestra patética autocompasión y con vuestra incapacidad para creceros sobre esos traumas y haceros fuertes en ellos. Esa incapacidad es lo que nos molesta de vosotrxs.

Nos estáis reprimiendo desde dentro de nuestras comunidades de una forma rastrera e injusta. No sabemos cuál será vuestra siguiente forma de jodernos, pero debemos protegernos de vosotrxs como de cualquier otro enemigo tratando de atacarnos.
Y sois capaces de hacer esto porque nosotrxs os lo permitimos, porque somos lxs únicxs que respetan y apoyan vuestros caprichos, somos quienes de corazón os entregamos nuestro tiempo, compañía, inspiración, nuestro entretenimiento gratis-o-por-la-voluntad, nuestra comida reciclada, nuestros equipos robados, nuestras tiendas gratis. Tomáis todo lo que podemos ofrecer y luego no aportáis nada a nuestras comunidades, salvo conflictos y alambre de espino.

Por esta traición, escupimos en vuestras caras de clase media.

Los protocolos PC nos llegan como una imposición de la sociedad normativa, como un virus en un sistema de software libre. Son un instrumento del sistema capitalista para someternos, para convertirnos en nuestra propia policía (ya que la suya no llega a los espacios que hemos construido), dentro de nuestras cabezas, dentro de nuestros cuerpos/cárcel.
Estos mecanismos llegan a nosotrxs llevando uniforme o cresta de colores, pueden tener coño o polla, pueden ser también extremadamente discretos o incluso invisibles.

Es obvio que lxs tiranxs e idiotas pueden estar en cualquier parte de la sociedad: pueden ser maderos o políticos, pueden ser perfectas familias o hippies, pueden ser negrxs, blancxs o amarillxs, pobres o ricxs y sí, también pueden estar llamándose a sí mismxs “queer”.

Lo más triste de nuestras vidas es que incluso dentro de nuestros “grupos de afinidad” o nuestras “comunidades”, tenemos que lidiar cada puto día con censuras, discriminaciones, exclusiones y violencia emocional. Cada día tenemos que lidiar con vuestras gilipolleces de mentes normativas y cuadriculadas.

Basándoos en los protocolos de lo PC, todo lo que hacéis es jugar un juego simple, una coreografía de manipulación. Pero a nosotrxs, lxs monstruxs, nos gusta hacer las cosas de forma ética y justa y, al contrario que vosotrxs, lo hacemos con una combinación de intuición y corazón. Nos enseñamos unxs a otrxs a comunicarnos activamente y con respeto, en lugar de elegir armas cobardes como los vetos, las expulsiones o la censura que usáis para restringir nuestros deseos.

Una de las mejores estrategias para entorpecer cualquier tipo de lucha antisistema es controlar la lucha desde dentro. En este sentido, el rol de “víctima” es la forma más poderosa de infectar una comunidad anarka-feminista. Reconocerse a sí mismx como “víctima” significa que no hay forma de protegernos, defendernos o apoyarnos, es contraproducente. Y permite a esa persona adoptar un rol pasivo desde el que solo puede pedir ayuda y de esta forma extraer el poder de lxs demás sin dar nada a cambio.

Cuando una “víctima” aparece en un movimiento antisistema, normalmente requiere todas las energías de lxs luchadorxs. Hay muchas formas de ayudar a alguien a salir de ese rol, de ayudarle a tratar sus problemas de una forma saludable y ética, a levantarse sobre las experiencias dolorosas que ha sufrido, a enseñarle a hacer ese importante trabajo emocional como lo hicimos nosotrxs antes o como lo estamos haciendo ahora mismo. En nuestras comunidades, debemos elaborar dispositivos capaces de hacer de este conocimiento algo accesible para todxs, sin tener que estar perdiendo toda nuestra energía cada vez que una “víctima” llega. Y de seguro el primer paso para trabajar con estos métodos es rechazar la idea de ser una “víctima” y empezar a implicarse en formas colectivas de autoempoderamiento.

Nosotrxs, lxs monstruxs, rechazamos ser llamadxs o autodenominarnos víctimas. Durante años hemos luchado activamente para superar nuestras heridas mediante un intercambio respetuoso con lxs demás, para curarnos cuanto antes y poder continuar la lucha hombro a hombro con otrxs monstruxs.
Sabemos por experiencia que puede ser doloroso y difícil hablar claramente con un o una amigx heridx. Pero es totalmente necesario hacerlo. Todxs lo necesitamos: tomar la responsabilidad, primero de nosotrxs mismxs y luego unxs de otrxs.

El protocolo de lo políticamente correcto sólo le sirve a la gente adaptada, a la gente que quiere ser normal. Está ahí para ayudar a los cobardes a evitar discusiones reales, para evitar hacer conexiones verdaderas, para evitar que lleguen a un entendimiento real de lo que quieren y necesitan lxs demás. Pero nosotrxs, lxs monstrxs, lxs humanxs anarka-queer-feministas, nunca pretendimos adaptarnos a las condiciones del sistema, así que debemos protegernos de este tipo de imposiciones y deberíamos darnos cuenta de que ha llegado el momento de rechazar estos protocolos, de una vez por todas.

Nuestra fuerza y nuestro poder radica de nuestro humor, nuestra alegría y nuestra independencia, nuestra forma de luchar, vivir, respirar, follar, amar, desear…

Además, cada monstrux tiene un sentido especial de la justicia y la ética dentro de sí mismx. O por lo menos cada monstrux debería desarrollarlo. Esta intuición se ha convertido en nuestra única arma efectiva para devolver el golpe, una poderosa habilidad que puede salvarnos de la depresión, la destrucción y el aburrimiento.

La única posibilidad de supervivencia que tenemos es la alianza con otrxs monstruxs frente a nuestro enemigo común. Las luchas internas sólo suponen el principio del fin, y debemos parar esto antes de que sea demasiado tarde.

Nosotrxs, lxs monstruxs, estamos aquí para deciros que vamos a luchar por el derecho a ver y elegir en lugar de aceptar calladamente vuestra ceguera impuesta.

Vamos a lugar por la liberación de todos los cuerpos ante cualquier tipo de represión.

Estaremos en contra de la (a veces realmente sutil) violencia que tratáis de ejercer sobre lxs que queremos escoger libremente y decidir cómo, cuándo, dónde y con quién compartimos experiencias sexuales.

Vosotrxs, lxs bastardxs camufladxs, la mierda de policía de lo PC, lxs enemigxs de la imaginación y de nuestra lucha por la libertad, sois prisionerxs de vosotrxs mismxs y no tenemos ni el tiempo ni las ganas de rescataros.

Iros y dejad nuestros espacios, iros a vivir con la gente heteronormativa, uniros a sus familias, sus empleos y su puto sistema patriarcal.

¡No os queremos a nuestro lado, dentro de nosotrxs, no os necesitamos y os queremos fuera de nuestras vidas y políticas, de nuestros corazones y camas!
¡No sois bienvenidxs en las esferas de lxs monstruxs!

[NOTA: Este texto fue creado de forma colectiva y en un contexto particular de auténticas injusticias que están sucediendo usualmente en algunos lugares de la escena queer/feminista de Berlín. Los hechos concretos que nos lo han inspirado son irrelevantes. Digamos que este texto habla acerca de una interrupción de los derechos básicos y acerca de violencias extremas hacia manifestaciones de géneros y sexualidades subversivas. Creemos que estos incidentes particulares pueden también suceder en otros lugares y contextos y consideramos esto como un toque de advertencia y una invitación a elaborar discusiones constructivas acerca de cómo podemos hacer las cosas en nuestros ámbitos para evitar injusticias así.

Con este texto pretendemos reclamar la comprensión de los espacios anarka-queer-feministas como lugares donde diversas opiniones y prácticas son abarcadas y pueden coexistir de forma respetuosa. Donde diversas opiniones y prácticas son vistas como una expansión de nuestros horizontes y no como fuente de controversia y luchas dentro de nuestras comunidades. Con este texto pretendemos recordar que los espacios queer son espacios para la experimentación y el placer de cualquier tipo, lo que significa que están libres del pensamiento binario de la sociedad mayoritaria, o en otras palabras: son lugares donde las ideas no van a a ser juzgadas en contextos de “bueno”/“malo”, “recto”/“malvado”, “blanco”/“negro” o “aceptable”/“intolerable”, donde las ideas no son de primeras juzgadas en estas categorías. Con este texto esperamos inspirar una discusión constructiva acerca de estos temas y una conexión con otrxs monstruxs del mundo que compartan experiencias similares en sus comunidades.
Se agradecen traducciones y por favor, sentiros libres de adaptar el texto a vuestra situación local o a las particularidades de vuestra lengua]

Más info/traducciones/aportaciones/discusiones en http://monstersdeclaration.wordpress.com