Guía cabrona para activistas feministas

//más abajo en castellano// ARTÍCULO DE MARTA LAMAS EN LA DIRECTA

‘Vomitorium’: guia cabrona per a activistes feministes

Diana J. Torres, autora de ‘Pornoterrorismo’, publica ara ‘Vomitorium’, un text molt personal que, com el seu nom suggereix, és un vòmit de les seves experiències als moviments socials

Fotografía de Herani Hache

Aquest mes de juny la Diana ha aterrat (literalment, ja que en l’actualitat resideix a Mèxic) a la península per presentar Vomitorium (autoedició, 2017), que com el seu nom indica és un vòmit de les seves experiències personals en els moviments socials
Marta Molas08/06/2017

Parlar, veure o llegir Diana J. Torres, aka Pornoterrorista, sempre és un plaer punxant. Qui l’ha llegit anteriorment (Pornoterrorismo,Coño Potens, o el seu blog) sabreu de què parlem: en les seves obres, siguin llibres, posts, performances o tallers, aborda qüestions artístiques, sexuals, de gènere i activistes des d’un posat radical i dur. Ella és directa i va al gra. Per això els seus llibres són essencials: una mirada pura al feminisme sense politiqueigs ni sensibleries.

Al llibre,Torres desgrana les incoherències i errors de l’activisme i el feminisme en temes bàsics com l’afectivitat, la sexualitat, les drogues, l’alimentació, la forma de guanyar diners o la comunicació

Aquest mes de juny la Diana ha aterrat (literalment, ja que en l’actualitat resideix a Mèxic) a la península per presentar Vomitorium (autoedició, 2017), que com el seu nom indica és un vòmit de les seves experiències personals en els moviments socials. Al llibre, capítol per capítol, desgrana les incoherències i errors de l’activisme i el feminisme en temes bàsics com l’afectivitat, la sexualitat, les drogues, l’alimentació, la forma de guanyar diners o la comunicació. El llibre ha estat autoeditat i arriba amb poc suport institucional i de mitjans. Però ha estat fet des de l’amor i molt ben acollit en espais que com la seva darrera criatura, també són autogestionats. Un crit rabiós alhora que un fil de llum “perquè tot això que està podrit i necessita ser canviat, pugui tornar a funcionar (…) Una bella intenció de deixar de perpetuar errors del passat, de tenir millors vides i millors relacions amb les nostres lluites polítiques”, explica en el kit de premsa que podeu trobar al seu web.

Cartell de presentació del llibre a Barcelona 

Al llibre ens ha captivat el seu feministómetro que ataca directament a aquelles que han fet del feminisme més “un club exclusiu de sòcies elitistes que un grup de persones lluitant per la justícia social”; també el seu qüestionament davant d’actituds suposadament inqüestionables com és el veganisme, confrontant aquesta forma de vida suposadament ètica però que sovint no té en compte, per exemple, les injustícies socials que pateixen els animals que conreen els vegetals; i l’aplaudiment més exacerbat a la seva crítica a l’ateisme, un postureig més que institucionalitzat i quasi mai qüestionat entre la societat progre i d’esquerres. Torres en canvi demostra que potser, són més efectives si també reivindiquem l’espiritualitat: “Per què creuen que les processons de la Verge del Cony aixequen tantes ampolles? Encara que sigui només a tall de burla el missatge que transmeten aquest tipus d’actes és que tenim certa espiritualitat i que començarem a manifestar-la, i la veritat és que no hi ha res que aterreixi als catòlics i a aquesta espècie de Mordor amb el que combreguen que el fet que certes divinitats (ells només encerten a dir-los Satan) estiguin de la nostra part”.

Pornoterrorista demostra així que portar a la pràctica l’activisme amb harmonia i coherència és una utopia molt tòxica mentre que demanar coherència als altres ens és facilíssim. Ho sabem, veure munts de palla en els ulls dels altres ens distreu de veure la biga als nostres.

La Diana pot semblar, tot d’una, un llançaflames, pel seu estil brusc, ple d’insults, i les seves metàfores exagerades i histriòniques

La Diana pot semblar, tot d’una, un llançaflames, pel seu estil brusc, ple d’insults, i les seves metàfores exagerades i histriòniques. Però a mesura que avança el seu discurs, la lectora s’adonarà que és humil en el plantejament i curosa en la documentació. Un llibre, com els darrers ho varen ser, auster i de capçalera. Un guia, i ho diem amb el cor calent a la mà però també amb el cap ben fred, que hauria d’estar a les tauletes de nit de tota aquella que es consideri bona activista. Perquè l’activisme no es pot desentendre dels dolents, com els anomena la Diana; ni pot avançar sense posar-ne en constant qüestionament a cada passa; i el més important, les paraules de Diana recorden com a ple segle XXI, amb tecnologia punta a l’abast de la mà que ens permet més que mai la unió que fa la força, perdem el teclat i els dits que l’usen en confrontacions vàries. En resum: la nostra lluita “pot estar al servei de causes majors que el nostre propi cul”. Amén Diana.

Vomitorium i sa mare són de gira aquests dies per la península: per si voleu escoltar en directe l’autora –val la pena, no us ho penseu!- el 14 de juny serà a Altea, el 15 a València, el 16 a Benicàssim, el 17 a Castelló i del 22 al 27 de juny a Barcelona en espais com L’Antic Teatre o La Raposa. Podreu adquirir el llibre durant les presentacions o descarregar-vos-el gratuïtament a Archive.org.

///CASTELLANO///

‘Vomitorium’: guía cabrona para activistas feministas
Diana J. Torres, autora de Pornoterrorismo, publica ahora Vomitorium, un texto muy personal que, como su nombre sugiere, es un vómito de sus experiencias en los movimientos sociales.

Hablar, ver o leer Diana J. Torres, aka Pornoterrorista, siempre es un placer punzante. Quien la ha leído anteriormente (Pornoterrorismo, Coño Potens, o su blog) sabréis de qué hablamos: en sus obras, sean libros, posts, performances o talleres, aborda cuestiones artísticas, sexuales, de género y activistas desde un lugar radical y duro. Ella es directa y va al grano. Por eso sus libros son esenciales: una mirada pura al feminismo sin politiqueos ni sensiblerías.
En este libro, Torres desgrana las incoherencias y errores del activismo y el feminismo en temas básicos como la afectividad, la sexualidad, las drogas, la alimentación, la forma de ganar dinero o la comunicación.

El libro ha sido autoeditado y llega con poco apoyo institucional y de medios. Pero ha sido hecho desde el amor y muy muy bien acogido en espacios que, como su última criatura, también son autogestionados. Un grito rabioso y al mismo tiempo un hilo de luz “para que todo esto que está podrido y necesita ser cambiado, pueda volver a funcionar (…) Una bella intención de dejar de perpetuar errores del pasado, de tener mejores vidas y mejores relaciones con nuestras luchas políticas”, explica en el kit de prensa que podéis encontrar en su web.

Del libro nos ha cautivado su feministómetro que ataca directamente a aquellas que han hecho del feminismo “más un club exclusivo de socias elitistas que un grupo de personas luchando por la justicia social”; también su cuestionamiento ante actitudes supuestamente incuestionables como son el veganismo, confrontando esta forma de vida supuestamente ética pero que a menudo no tiene en cuenta, por ejemplo, las injusticias sociales que sufren los animales que cultivan los vegetales; y el aplauso más exacerbado a su crítica al ateísmo, un postureo más que institucionalizado y casi nunca cuestionado entre la sociedad progre y de izquierdas. Torres en cambio demuestra que quizás, son más efectivas si también reivindicamos la espiritualidad: “¿Por qué creen que las procesiones de la Virgen del Coño levantan tantas ampollas? Aunque sea sólo a modo de burla el mensaje que transmiten este tipo de actos es que tenemos cierta espiritualidad y que empezaremos a manifestarla, y la verdad es que no hay nada que aterre más a los católicos y a esta especie de Mordor con el que comulgan que el hecho que ciertas divinidades (ellos sólo aciertan a llamarlo “Satán”) estén de nuestra parte”.

La Pornoterrorista demuestra así que traer a la práctica el activismo con armonía y coherencia es una utopía muy tóxica y al mismo tiempo pedir coherencia a los otros nos resulta facilísimo. Lo sabemos: ver montones de paja en el ojo ajeno nos distrae de ver la viga en los nuestros.

La Diana puede parecer, de una, un lanzallamas, por su estilo brusco, pleno de insultos y sus metáforas exageradas e histriónicas. Pero a medida que avanza su discurso, la lectora se dará cuenta que es humilde en el planteamiento y cuidadosa en la documentación. Un libro, como los últimos lo fueron, austero y de cabecera. Una guía, y lo decimos con el corazón caliente en la mano pero también con la cabeza muy fría, que tendría que estar a las mesillas de noche de toda aquella que se considere buena activista. Porque el activismo no se puede desentender de los malos, como los denomina la Diana; ni puede avanzar sin poner en constante cuestionamiento a cada paso; y el más importante, las palabras de Diana recuerdan cómo en pleno siglo XXI, con la tecnología punta al alcance de la mano que nos permitiría más que nunca la unión que hace la fuerza, perdemos el teclado y los dedos que lo usan en confrontaciones varias. En resumen: nuestra lucha “puede estar al servicio de causas mayores que nuestro propio culo”. Amén Diana.

Vomitorium y su madre están de gira estos días por la península: por si queréis escuchar en directo la autora –vale la pena, no os lo penséis!- el 14 de junio estará en Altea, el 15 en Valencia, el 16 en Benicàssim, el 17 en Castelló y del 22 al 27 de junio en Barcelona en espacios como Antic Teatre o La Raposa. Podréis adquirir el libro durante las presentaciones o descargároslo gratuitamente a Archive.org.

Burbujas de confort explotando por doquier

“todo lo que siempre necesité saber sobre el Islam, lo aprendí en el 11S”

¿En serio somos capaces de creernos que detrás de lo de Charlie Hebdo están grupos radicales islámicos? ¿En serio somos tan idiotas para pensar que dos personas (una llevando una palestina, una palestina!!!) a plena luz del día en París, que tiene cámaras hasta bajo las alcantarillas, puedan bajarse de un carro, disparar a bocajarro, cargarse a 12 personas y salir tan panchos?

Nos lo creemos igual que nos creímos en su día una gran mayoría que era posible que dos aviones de pasajeros entraran en el espacio aéreo de una de las ciudades más protegidas militarmente del mundo, estamparse en dos torres simbólicas del capitalismo, matar a miles de personas y todo ello culpa culpita de los islámicos radicales.

Supongo que estas situaciones que rozan unos surrealismos indigeribles por el cerebro humano (blanco occidental urbano) siempre encuentran respuestas más cómodas cuando nos convencemos de que han sido esos salvajes que quieren reconquistar el mundo con su religión, ponerles velo a todas las tías, y formarnos a todxs cara a la meca a rezar 5 veces al día. Es más fácil eso para nuestras mentes que pensar que nuestros gobiernos, la gente a la que creemos haber elegido democráticamente, están comandados por psicópatas cocainómanos que se gastan el dinero de nuestros impuestos en pagar sicarios para armar el show que más les conviene para sus políticas racistas, colonialistas y capitalistas, sin importarles una mierda la vida de nadie que no sean ellos. No queremos pensar que para papá Estado no somos más que trozos de carne-mano-de-obra bien prescindibles si la situación lo requiere. Nos ocasiona una terrible incomodidad que el que se supone que debería ser nuestro protector sea en realidad nuestro verdugo.

A esos periodistas y dibujantes los ha matado el terrorismo, pero no el islámico sino el de Estado. Es tristísimo que haya pasado esto, pero quiero sólo recordar por un momento que el terrorismo de Estado mata a gente en nuestras ciudades europeas y gringas cada fucking día y que fuera de éstas, la cifra “12” es sólo un decimal ridículo.

Los motivos porque los que estas 12 muertes nos impactan tanto en Europa (aunque parece que no solo aquí, #CharlieHebdo es trend topic mundial en twitter) es porque han muerto personas blancas en una de las capitales más poderosas del imperio capitalista, en ese mundo que llamamos “civilizado”. No nos espantan las muertes de las personas no blancas que, musulmanas o no, mueren a cientos cada día a manos de los ejércitos que ocupan sus tierras y cuyas armas fabrica nuestra también civilizada España. Eso no es trending topic mundial. Y la razón es muy simple: vivimos en burbujitas de confort. Y cualquier cosa que las ponga en riesgo, nos deja K.O. Incapacitadxs para pensar, sólo listxs para cagarnos de miedo con todo lo que ello conlleva: juro que no había leído tantas pendejadas juntas en twitter, facebook y prensa en mi puta vida.

Joder, si es que tenemos varios ejemplos clarísimos de “atentados” que inculpan directamente a “los radicales islámicos” y  que propagan como la pólvora la islamofobia, el racismo, el nacionalismo y el fascismo y no aprendemos una mierda. El 11-S es como el más destacado de todos, pues fue una patraña ideada por el gobierno de Estados Unidos para poder hacer lo que siguen haciendo desde ese día y hasta hoy: tener legitimidad para seguir expoliando y masacrando oriente medio por petroleo y contratas de construcción.

Para mí no es casual que suceda justo ahora algo como lo de Charlie Hebdo, no es casual que en los últimos meses el movimiento islamófobo en Alemania, Pegida, ande tratando de expandir sus tentáculos a Francia y demás partes de Europa. Ahora mismo todas las personas que creen que el islam es su problema, en lugar de culpar a las políticas migratorias de mierda de sus países, a su racismo endémico, a la idiotez sin límites de sus conciudadanxs y la avaricia desenfrenada de sus gobernantes, deben sentirse muy aliviadas: por fin hay unos malos a los que echar la culpa, los islámicos!!! Y ahora mismo, también, seguramente, los fascistas que comandan esta caca de barco llamado Europa, deben estar abriendo unas cuantas botellas de champagne porque sólo les ha costado 12 bajas conseguir que la mayoría de la población vaya por el camino exacto por el que quieren conducir al rebaño: un nacionalismo ciego que vuelva a confiar en el Estado como ente legítimo para gobernar.

Igualmente, ¿quién está dispuesto a arriesgar su burbuja de confort a cambio de pensar?

Creo que sería muy eficaz para empezar a rasgarla pensar en algo tan sencillo como lo siguiente: ¿A quiénes perjudica lo sucedido? ¿A quiénes beneficia? Aseguro que normalmente los crímenes no se cometen para perjuicio de los criminales sino de las víctimas y que esto suceda al revés merece como mínimo nuestra reflexión.

Gracias por leer mi chapa.

PD: Y en estos días (no soy pitonisa, sólo pienso con la cabeza fuera de la burbuja) iremos viendo el elenco de repeticiones y flashazos del 11S a través de los medios, en los que se agarrará a algunas personas no blancas que hayan viajado a cualquier país árabe en los últimos meses, se les encontrarán las armas milagrosamente en sus casas junto a una edición del corán firmada por el mismísimo Bin Laden, y alehop, he ahí nuestra “verdad”. Ah, también aparecerá la palestina que llevaba al cuello en el momento de los disparos, llena de sangre.

El virus se expande, sí!

El 24, 25 y 26 de mayo tuvieron lugar en Sevilla, en el CSOA Sin Nombre, las Jornadas Anarko-Feministas.

En ese maravilloso marco, Dani, un engendro vegano, feminista y anarko, llevo a cabo una perfo pornoterrorista que acá os comparto.

A mí estas cosas me mueven por dentro, me hacen pensar no sólo que no estoy sola sino que además estoy muy bien acompañada.

Como buena perfo pornoterrorista, el vídeo es una caca y es cutre, sí, jejejejeje, las acciones son repetitivas y falta práctica, pero lo más esencial, lo que no puede faltar lo tiene: la rabia, el deseo y las ganas. Así que estoy muy feliz de que estas cosas pasen, es mi mejor venganza y mi mejor premio.

Ánimo pornoterroristas del mundo, unámonos y destruyamos este mundo miserable con nuestra imaginación y nuestra entrepierna incendiaria!!!

pornoterrorismo en Sevilla from Devenir Continuo on Vimeo.

Femen: vamos esas guerreras!!!

Ayer en París tuvo lugar una acción del colectivo Femen (estas nenas que la lían con el simple y tonto acto de sacarse las tetas en los lugares donde las mujeres no podemos hacerlo, que es básicamente medio mundo) en contra de lo que aquí sería el foro de la familia o la falange.

Se calzaron la cofia, se sacaron la teta y armadas con aspersores en los que se leía la palabra “esperma” rociaron a la panda de flanders y familias de bien con unos buenos chorros.

Consecuencia directa: les han pegado unas cuantas hostias, y han quedado arrestadas y magulladas.

Dentro de esa manifestación, que básicamente pedía la repatologización de la homosexualidad, había varias organizaciones legales que están consideradas como neonazis, de extrema derecha y de católicos radicales y muy posiblemente fueran sus miembros los que dieron caza a las nenas (atentas al vídeo, uno de ellos lleva bate de baseball incluido, ideal para manis llenas de criaturas y carricoches, no?), Civitas y GUD.

Unas colegas han creado una petición on-line para que estas organizaciones dejen de ser legales en Francia. Firmad. Y ponerles unas velitas a nuestras activistas ukranianas más marranas, para que sigan igual de cañeras (últimamente están desfrivolizando sus acciones y llevándolas a extremos más radicales, menos estéticos, olé por eso).

AQUÍ el link de la petición.

Y aquí el vídeo de la acción:

El martes en Berlín

Mañana tendrá lugar el juicio contra las Pussy Riot y el martes hay un evento en beneficio de ellas, que como muchas de nosotras, son unas precarias sin dinero para pagarse los abogados. Si andáis por Berlín, allí nos vemos!

The forgot to put the address: is Revaler strs 99.