Coño Potens en descarga libre y gratuita

NOTA: Si deseas asistir a alguno de los talleres prácticos escribe a pornoterrorismo@gmail.com para obtener toda la info y el modo de inscripción. Siguiente taller 17 DE SEPTIEMBRE SÁBADO, DF, de 12 a 5pm.

NOTA A LA EDICIÓN DIGITAL de Coño Potens/Pucha Potens

La motivación principal que me llevó a escribir este libro fue la necesidad de difundir la información que durante años fui recabando sobre el tema de la eyaculación de los coños. Porque realmente sí es algo necesario. El silencio no se combate con más silencio o privatizando los saberes como si de armas de destrucción masiva se tratasen (aunque algunos, como estos que van a leer en las páginas que siguen, se comporten como tales). Aventar este libro completo a la red de forma libre y gratuita es parte de esa estrategia de difusión que considero tan importante.
Hoy, ocho de marzo de 2016 se cumple un año exacto desde que el libro salió del cálido horno de la editorial Txalaparta. Por eso quiero que también hoy, en un día que significa tantas cosas para la lucha feminista, mi lucha, el texto sea accesible a todas las personas que quieran leerlo.
Este libro, su escritura y el proceso de investigación, las giras de presentaciones (mi maleta pesada y yo traemos más de 10.000 kilómetros recorridos, más de 30 ciudades y seguimos), las inmensas dificultades para poder publicarlo en papel en México de forma autónoma y autogestionada (¡viva Papayita Ediciones!), todo lo que lo rodea es probablemente uno de los mejores viajes que he emprendido en mi vida. Es profundamente gratificante saber que estoy haciendo algo positivo por personas afines que, al igual que todxs nosotrxs, tienen muchas heridas que sanar por causa de este patriarcado atroz que nos niega la posibilidad de ser dueñxs de nuestrxs cuerpos y que se revuelve como fiera herida cuando conseguimos aprender a usar el poder que reside en nuestras sexualidades.
Mi mayor premio por las horas empleadas en todo el proceso, por todo el esfuerzo que supone escribir un libro como este desde la precariedad, es sin duda la respuesta de quienes lo leen. Desde que salió hace un año he recibido cientos de emails y mensajes de gratitud de personas que encontraron en estas letras una información relevante para sus vidas, para hacerlas mejores, una información con el poder suficiente para reconstruir el mapa de nuestros cuerpos mutilados por el maldito bisturí ideológico de las sociedades que habitamos, una información, al fin, útil.
Para mí el feminismo no es más que algo útil, nunca lo entendí como un negocio, ni como una forma de alimentar el ego, ni como algo intelectual que deviene en teorías que sólo pueden comprender unxs pocxs privilegiadxs. El feminismo que yo practico es una herramienta de supervivencia, una trinchera donde poder ser felices a pesar de todo, y este libro es mi humilde intento de ser útil para quienes de un modo u otro comparten conmigo las opresiones derivadas de vivir en este mundo de mierda.
Lxs invito desde acá a imprimirlo, fotocopiarlo, incluirlo en sus bibliotecas, enviarlo a todxs sus contactos, darle la máxima difusión posible. Léanlo primero, así es más posible que se les contagie esta imperiosa necesidad de que se sepa el crimen atroz que se ha cometido con nuestros cuerpos y sexualidades y que quieran formar parte activa de esta batalla.
Yo ya no puedo hacer más de lo que hago, así que acá lo dejo, queda en sus manos.

Salud compañerxs,
Diana J. Torres
Ciudad de México, 8 de marzo de 2016.

Enlace de descarga en PDF >>> CLIC ACÁ

Enlace de descarga en EPUB >>> CLIC ACÁ

Bueno, y para lxs fetichistas del papel (y también para quienes quieran contribuir con dos editoriales independientes muy estupendas:

– Libro en Papel en Península Ibérica: CLIC ACÁ

– Libro en Papel en México: CLIC ACÁ

Ilustración de magnafranse http://magnafranse.tumblr.com

Artículo de María Unanue sobre Coño Potens

Copio acá un fragmento del artículo publicado en Píkara y escrito por María Unanue sobre Coño Potens. Ya empiezan a salir cositas en prensa!

Hasta los 19 años, sólo tenía orgasmos cuando comía patatas fritas con kétchup. Le reproché a mi madre no haberme hablado del clítoris y haberme ahorrado así el sufrimiento de los orgasmos fingidos. Ahora también sé que las personas con vagina tenemos próstata y eyaculamos. Como dice Diana Pornoterrorista, hay dos maneras de vengarnos del silencio al que han sumido a nuestros coños: corrernos a chorros y contarle esta posibilidad a todo el mundo.

Ilustración: Núria Frago

[…]
Conservo amigas de todas las actividades que he venido haciendo desde los tres años, pero curiosamente, ninguna de aquellas amigas universitarias que demonizaban la masturbación sigue en mi agenda del móvil. Y ellos…¡¿qué decir de ellos?! En cuanto tuve un poquito de información me cambié de acera. Y de repente ¡me ponía cachondísima! Lógicamente. Aunque creo que esto también tiene que ver con mi pérdida de aquel innecesario pudor a todo. Eso sí: cuando se es hetero por inercia, no hay mayor salvación que un novio con complejos e inseguridades sexuales por eyaculación precoz, tamaño, o lo que sea. Se esfuerzan tanto, que por fin la cosa se pone divertida hasta para nosotras, las frígidas lesbianas. Total, que me cambio de acera, y la primera vez que me besé con una mujer fue a los 25. Curiosamente muy parecida a la primera vez que me besé con un tío. La chica en cuestión, mientras veíamos un show de transformismo en un bar que se llamaba el Q, me preguntó a ver si podía besarme. Yo dije que sí. Después he estado con más mujeres… y hace un par de años, aparece un nuevo fantasma: la eyaculación femenina.

Me siento en la obligación de recordarnos que la etiqueta femenina deberíamos poder obviarla, porque eyacular, es eyacular, para todo kinki, digooo, kiski, pero por visibilizar, la añadiré al final de cada frase. Femenina. ¿Por qué no? Femenina. Bueno, al turrón. Femenina. No, ahora en serio. Femenina. Jojojojojo.

Este artículo lo he empezado para contaros que el otro día fui a la charla de Diana J. Torres sobre su nuevo libro Coño Potens: manual sobre su poder, su próstata y sus fluidos y acabo de terminármelo. El libro en cuestión vale sólo 17 eurillos y merece la pena. Aviso a navegantas: este ladrillo parrafil contiene spoilers. Mira que había cotilleado vídeos online, pero nunca había visto a la Pornoterrorista en directo. Es una tía rápida, divertida, clara y sobre todo muy lúcida. Además tiene una voz muy radiofónica que hace superamena la escucha de sus explicaciones. La velada fue tan ordenada como espontánea y no hubo corridas en directo. Por si os toca charla y tenéis dudas. Aunque con ella nunca se sabe, así que llevad chubasqueros de Port Aventura por si las moscas. Yo aviso. El libro es exactamente lo que esperas que sea: un entretenido e informativo manual con ilustraciones al final. Está compuesto por doce capítulos muy completitos, llenos de información reveladora y rebeladora. Aunque si soy franca, en la charla destripó muchísimo de lo que ha escrito en sus páginas, y sales de allí con una idea muy guay sobre cómo están las cosas en lo que a nuestros cuerpos, prácticas y fluidos se refiere.

El primer capítulo es algo así como un génesis eyaculatorio que cuenta sus andanzas amatorias desde el principio de los tiempos. ¡Benditas sábanas negras! Seguro que ahora tiene lugar un efecto llamada, como pasó con el pijama de Belén Esteban en GH VIP, y se agotan los stocks de sábanas negras en todos los grandes, medianos y pequeños almacenes. De hecho yo desde aquí propongo, que además de libros y fanzines, en su gira peninsular venda sábanas bajeras. Yo ahí lo dejo. Food for thought. Or for glands. Posteriormente habla de la próstata. Personas con coño, agarraos las pelucas y sentaos en un lugar cómodo porque empieza la información clave: que sepáis que, si algún carnicero no os la ha extirpado, tenéis una chorreante gran próstata de hasta cinco centímetros metida en un recoveco muy concreto de vuestra vagina. ¿Cómo te quedas? Se ve que si metes los dedos –o lo que sea que quieras meter- y haces presión hacia el lado en el que no está el culo, encontrarás una zona que hará las delicias de tu serotonina, oxitocina y de más inas que te llevarán a la felicidad momentánea. Por supuesto, puede pasar que al vivir precariamente, cantidades de felicidad incontrolables te abrumen. Querida amiga, te recomiendo que tras la corrida, mires a tu alrededor y vuelvas al bajón perpetuo, al comprobar que la persiana de tu casa sigue partida en dos y no sabes qué leches hacer para arreglarla. Lo digo en serio: estoy hasta el Coño Potens de no saber arreglar ninguna mierda de cosa que se me rompe en casa. To do list: ponerme las pilas con el taladro, cambiar bombillas fundidas, conseguir que no caigan gotas de la ducha, ni del piso del vecino de arriba y arreglar la persiana. Algún día lo haré.

El capítulo dos te catapulta directamente al tercero, porque el hecho de tener próstata y llamarla por su nombre hace que el jodido punto G, llamado así por algún maromo egocéntrico de cuyo nombre no quiero acordarme, pase a lo más hondo de nuestras basuras. Quiero recordarme a mí misma que luego hablaré de la grandiosa investigación que está llevando a cabo Klau Kinki sobre un replanteamiento de la onomástica que tenemos implantada en nuestros coños para renombrar nuestra entrepierna honrando a nuestras ancestras. ¡Es que eso parece un calendario! San Eskene, San Bartolino, San G…ilipollas y demás impresentables! Total, que vale ya de pamplinas. El punto G no existe. Es otra puñetera invención para hacernos sentir que no sabemos orgasmar como Dios Manda. O sea, que si pensabas que tienes un punto G, entérate de que lo que pasa es que los tentáculos de tu clítoris son interminables y llegan hasta donde sea que tengas orgasmos. ¿La vagina? Guay. ¿El culo? Mejor. Pero el único órgano que proporciona orgasmos a los coños, es el clítoris. Digo esto y se me llena la boca. Después de años y años y más años. Chicos que me habéis llevado la contraria sistemáticamente sobre cómo debería follar: no tengo un coño tullido, tengo el coño que tengo, con el clítoris que tengo y orgasmos cuándo y cómo digo YO que los tengo. ¿Vale? Sigamos.

El capítulo “En otros tiempos y otros lares”, explica lo asqueroso de que Occidente ponga la brújula y tengamos que bailar según su compás allá donde vaya. Se ve que hay lugares y textos en los que la eyaculación femenina era la norma, y no un momento embarazoso en el que tu pareja sexual piensa que te has meado.

Ahora hablamos de venganzas. Debo decir que yo, desde que empecé a estar con chicas, al embarcarme en este proceso de la mano del feminismo lector y practicante, ya conocía lo que era. ¡Viva la información! Pero sigamos. Diana lo dice, y a mí también me da la sensación, de que hay dos maneras de vengarnos del silencio al que han sumido a nuestros coños: la primera posibilidad es corrernos a chorros por doquier. La segunda posibilidad, es contarle a todo el mundo lo de nuestra próstata y posibilidad de corrernos. Yo, por las explicaciones que dio, entiendo que tengo la cabeza echa puré y no hay ser humana sobre la capa terrestre que me la arregle. Un abrazo a mi exterapeuta. Tengo tan interiorizada la feminidad normativa, que difícil veo que sepa permitirme manchar las sábanas de lo que sea que sale de dentro de mí. Diana lo llamó retroeyacular. Posiblemente lo haga. Veamos si os suena. Yo según follo, meo. Y se ve que si investigo un poco mis fluidos, descubriré que lo que echo por mis orificios poco tiene de orina y mucho de corrida contenida que al no permitirla salir, expulso por mi conducto urinario. Como yo habrá muchas. O igual no. Investigad. Echad la meada post polvo en un botecito. En cuanto arregle la persiana, me pongo a ello.

Buf. Me vais a perdonar, pero miro al ordenador y llevo 5 páginas de Word contanto mi vida en verso. Sé que la cosa se pone interesante justo ahora que hablo de cosas serias. Pero no sé si es legible tanta línea apelotonada. Así que voy a tener que ir terminando y dejar que vosotrxs leáis el resto de la obra, que no tiene desperdicio. Last, but not least, desde estas líneas aplaudo a Klau Kinki y os dejo estos enlaces, https://soundcloud.com/el-palomar/entrevista-a-klau-kinki y http://anarchagland.tumblr.com/ que se explica mucho mejor que yo. ¡Muchas gracias por abrirnos las piernas y las mentes con esta charla! Yo, personalmente no tengo orgamos “vaginales” y tampoco eyaculo, que yo sepa. Pero lo que si hago es hablar por los codos. Así que mi pequeña aportación es CORRERME LA VOZ hasta quedarme seca. Investiguemos nuestros cuerpos, renombremos todo lo que apesta a machirulo y divirtámonos como nos salga del coño. Llámalo sexo, llámalo patatas fritas.

Ayuda a difundir la gira “Coño Potens”

Siempre he confiado plenamente en el poder de las redes para llevar a cabo los proyectos autogestionados. En esta gira Coño Potens que recorrerá en 30 días 4.000 kilómetros pasando por 20 ciudades de la península, no nos ha apoyado ninguna institución ni tenemos financiamiento de nadie. Nos apoyan las personas que en cada ciudad ponen su tiempo y esfuerzo para organizar y difundir.

Iremos 3 en un coche, pagando la gasolina con las aportaciones solidarias de la gente, durmiendo en las camas que nos ofrezcan y comiendo la comida a la que seamos invitadas. Y todo esto lo hacemos porque creemos en el feminismo y en la autogestión. Nosotras estaremos vendiendo libros, camisetas, fanzines y parches para obtener el poco provecho económico que sacaremos de esto. Lo cierto es que nos interesa mucho más el beneficio político que un evento de estas características pueda tener.

Es por eso que os pido que por favor uséis vuestras redes en cada ciudad para que todas las personas posibles se enteren del evento. Podéis hacer muchas cosas en este sentido:

– En twitter: uso del hashtag #CoñoPotens y twitteo de los eventos y los carteles de los mismos. Siguiendo @pornoterrorista

– En facebook: compartiendo los eventos e invitando a vuestros contactos y siguiendo la página Coño Potens

– En vuestras páginas web y blogs: poniendo el banner de la gira.

– En la calle: pegando los carteles y comentándolo con la gente

Vuestra ayuda será recompensada con algunos obsequios “Coño Potens”: el libro, chapas, fanzines, camisetas. Si te interesa ayudar a la difusión escríbeme un mail a pornoterrorismo@gmail.com, dime qué es lo que te apetece hacer y cuando pasemos por tu ciudad te daremos las gracias y el obsequio.

AQUÍ encontraréis toda la info necesaria para echar el cable.

MUCHÍSIMAS GRACIAS POR VUESTRA SOLIDARIDAD!!!!