4F. Aniversario de una infamia

Tal día como hoy hace 5 años estábamos todxs tan felices pensando que Alf y Patri andaban por ahí desperdigados, de fiesta, contentos, celebrando algo que se alargó más allá del amanecer.

Cuando llegó el domingo por la mañana y nadie sabía nada de ellos (no les dejaron llamar a nadie, eso sólo pasa en las pelis de holywood) Itzi empezó a llamar a hospitales y comisarías. Pasamos horas de paranoia hasta que dimos con ellos: estaban en los calabozos de los juzgados de Arc de Trionf.

A las 9 de la noche ahí nos aposentamos en la puerta toda la panda, con una angustia por dentro indescriptible porque no teníamos ni idea de lo que había pasado ni por qué coño Alf y Patri estaban ahí encerradxs. En un momento llegó una señora muy preocupada pero que mantenía una calma admirable (nosotrxs llorábamos y nos desquiciábamos a partes iguales). Era Mariana, la madre de Rodri.

Al cabo de una hora o dos (perdimos conciencia del tiempo) salieron Alf y Patri con la cara como scarface y el resto de los detenidos. Todos menos 3: Rodrigo (cuya madre lo esperaba a la salida), Álex y Juan. Los tres sudacas comenzaban ese día el primero de los 730 que pasarían entre rejas, en prisión preventiva.

Mientras, nosotrxs, fuera, hacíamos mil cosas para poder pagar los abogados de Patri y Alf (tan precarixs como nosotrxs), desde fiestas, hasta tómbolas, subastas, festivales de porno… (así surgieron el transmarikabollo y la muestra marrana).

Dos años esperando un juicio que cuando llegó más que un juicio parecía un puto circo. Yo nunca antes había estado en un juicio pero aquello me pareció digno de circo romano. Ninguna de las pruebas que presentó la defensa fue admitida a juicio. Los policías (única prueba de la acusación) recitaban su declaración como quien recita la tabla del 3, se comunicaban entre ellos antes de entrar a declarar y se guiñaban el ojo en señal de colegueo asqueroso…
Obviamente la sentencia ya estaba dictada desde mucho antes del juicio (que duró una semana en la audiencia provincial). Un gigante poderoso (El Ayuntament de Barcelona, Mossos, Urbana y familia del poli herido) contra 9 cucarachas insignificantes (3 de ellas sudacas).

Sentencia: 3 años para Patri, 3 y medio para Alf, y 4 para Rodri, Álex y Juan.

Decidimos acudir al Supremos por la increíble cantidad de irregularidades que había habido en el juicio. Amnistía Internacional redactó un informe sobre el caso… Se supone que el Supremo es un tribunal que revisa juicios de otros tribunales para detectar irregularidades. Pero aquello fue un gran error porque en el Supremo sólo nos esperaba un escarmiento por quejarnos: Ratificación de la sentencia para Alf y Patri y aumento de condena (eso por quejarte!) para Rodrigo.

Rodrigo volvió a ingresar en prisión en diciembre de 2009. Tenía que haber salido en diciembre de este año, pues con su condena final de 5 años tenía 3 de prisión cumplidos y sin antecedentes penales. Pobre criatura: tenía 21 cuando entró, ahora tiene 26… Y no sabemos cuándo coño lo sacarán de ahí… Su gran delito: no declararse culpable de un crimen que no cometió.

Patricia entró en prisió en octubre y pasó allí dos meses. Ahora ha salido en tercer grado. Vaya premio! Tiene que ir a dormir allí cada día, entra a las 9 y sale a las 8 de la mañana. Como bien dice ella, la han dejado con un pie fuera y otro dentro, dependiente del papá estado, que es un papá bien severo e hijo puta. Ella también sigue declarándose inocente, como Rodri. A Alf lo indultaron por maricón, lo cuál se agracede: alguien menos por quien sufrir, aunque el pobre tiene que pagar una multa de 10.000 (que por supuesto no tiene).

Todo esto empezó hace 5 años… Es la crucecita que llevamos a cuestas muchas personas durante todo este tiempo.

Seguimos sin entender nada. No entendemos cómo es posible que el gobierno de una ciudad sea capaz de montarse semejante película a costa de las vidas de personas inocentes. No entendemos cómo es posible que la justicia sea tan ciega, tan despiadada y tan mezquina.

Seguimos luchando mientras, desde nuestras pequeñas barricadas de dildos y cañas, de amor y cariño. Por suerte, hay algunas cosas que hemos comprobado que el sistema no nos puede quitar. Véase: el amor mútuo, las ganas de dejar una huella diferente, la capacidad de organización y de recolección colectiva. Y sobre todo: poder seguir sonriendo.

Ojalá el año que viene estemos celebrando este fatídico día sólo como el recuerdo de un mal sueño.
Ojalá algún día veamos a esta panda de hijos de la gran perra sentados en el banquillo del tribunal de Strasburgo, incapaces de negar las evidencias de su corrupción, su manipulación, su tortura; agachando la cabeza, reconociendo que mintieron, confesando que no han podido vivir con esa culpa.

+info sobre el 4F.

4 thoughts on “4F. Aniversario de una infamia

  1. Pingback: Des-montaje 4F | De los sos ojos tan fuerte mientre lorando…

  2. No es que la justicia sea ciega, es ke su justicia es ASi, es todo una mierda de teatro de montajes politicos, poli y judiciales para joder a lxs pobres y seguir con este crimen sistematico que es éste sistema. Quien no lo vea, no hay mas explicacion ke ke es IMBECIL.
    Tendran lo que llaman poder, pero jamas sabran lo ke es la vida, porke estan y siempre han estado muertos.

    Solidaridad 4f y con todxs lxs presxs, pues TODXS SON POLITICXS!!!

    Lokuras y anarkia

  3. Gracias a tu post me fui enterando de la cosa más abyecta que me haya sido dada a conocer estos últimos años.
    Leí el miércoles y el jueves, en 2 partes, el texto de Patricia del enero de 2009. Está también vinculado en mi blog.
    SOLIDARIDAD Y APOYO INCONDICIONAL
    ¡Qué vergüenza, qué asco me da todo lo que sucedió a Patricia, Alf y Rodrigo, y saber que siguen en cárcel estos inocentes, me da un asco total a ver cualquier mozo y juez.
    Hay que llevar esta historia más allá de nuestro pequeño circuito underground.

  4. !gritan venganza
    los hijos de dionisios!
    vagos y maleantes que se escabullen,
    los héroes del placer.

    el delito parece ser no aceptar una vida cuadrada.
    entonces eres el blanco perfecto,
    para los oficinistas,
    para los amantes mediocres del poder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *