Putas mexicanas revolucionarias

Cuando llegué a este país hace tres años yo era muy imbécil en muchos sentidos (lo sigo siendo en muchos otros que no vienen al caso). Uno de ellos era que el hecho de saber que la prostitución es una profesión en muchos sentidos revolucionaria me andaba nublando la vista con la parte oscura de la profesión: la trata. Y pues cuando una llega a un lugar donde la gran mayoría de las mujeres que se dedican a esto son en realidad esclavas de los cárteles y las mafias y que no es que se dediquen sino que no les queda de otra, se le pasa de inmediato esta imbecilidad y abre mucho las orejas para escuchar y el corazón para comprender.

Por eso me dio mucho gusto, pero mucho mucho, la noticia de que una de las más importantes y poderosas revoluciones contra el gobierno, posteriores a “la REVOLUCIÓN”, fue iniciada y planeada por PUTAS. Y estas Señoras eran llamadas LAS HORIZONTALES DE GUERRERO. Las horizontales!!!! De inmediato sentí una conexión kármica y mística con ellas y su historia pues cuando intenté montar un tinglao de prostitución de mujeres para mujeres lo primero que me vino a la mente fue el nombre de MUJERES HORIZONTALES, pues es así como solemos coger en estas sociedades extrañas en las que todo lo rico (menos bailar) lo hacemos o tumbadxs o sentadxs. Sobre ese proyecto fallido de prostitución de mujeres para mujeres ya digo todo lo que tuve que decir en mi libro. El caso es que me encuentro con estas Horizontales de Guerrero y aquí les va su historia:

“La noche del 6 de marzo de 1922, las prostitutas del puerto de Veracruz popularmente conocidas como “las horizontales de Guerrero”, amenazaron con quemar en la vía pública las sillas, las camas y los colchones sobre los que trabajaban, en señal de protesta por las elevadísimas rentas que debían pagar a los propietarios de los patios de vecindad que les alquilaban las pocilgas donde vivían. Alarmada la policía corrió hasta la zona de fuego para impedir la quemazón”

“Pero volviendo a la problemática de las “horizontales de Guerrero” con sus caseros, éstas tras no recibir una respuesta satisfactoria a sus demandas de parte del alcalde y de los propietarios, el 6 de marzo de 1922 anunciaron públicamente su determinación de ponerse de huelga dejando de pagar las altas rentas hasta que éstas no fuesen disminuidas al equivalente del 20% sobre el valor catastral. Al tiempo que la meretriz María González envió al presidente de la República, Álvaro Obregón, un telegrama para enterarlo de la explotación de la que eran víctimas. Según ella, la respuesta del presidente fue: “que ya las autoridades dictaron órdenes para la aprehensión de esos individuos que viven explotándolas”.

“La noticia de esos acontecimientos corrió como reguero de pólvora y pronto miles se sumaron al boicot del pago de alquileres. Trabajadores que habitaban en patios de vecindad con San Salvador, La Isabelita en la calle Guerrero, La Veguita en la calle Progreso (…) se unieron a la lucha. A finales de mayo de 1922, treinta mil inquilinos de más de 100 patios de vecindad no pagaban renta”

“Días después de declararse en huelga, el domingo 12 de mayo por la noche se efectuó la primera gran manifestación del movimiento inquilinario que abrió con un concurridísimo mitin en el que Herón Proal, líder del sindicato, pronunció un discurso desde uno de los balcones del Hotel Diligencias acompañado de Porfirio Sosa y de la oradora comunista Juana Ruiz. Después, la multitud portando banderas rojas avanzó lanzando consignas y arengas como “Estoy en huelga y no pago renta” y así recorrió varias calles de la ciudad”.

“Casi al final, llegaron a la zona de tolerancia en la calle Guerrero. Las meretrices se aglomeraron en torno de los manifestantes y comenzó Proal un discurso en el que se dirigió exclusivamente a ellas, llamándolas “verdaderas heroínas” al reconocerles ser las primeras en decretar la huelga e iniciar el movimiento. Así lo reprodujo el periódico: “Ustedes, merecen un voto de confianza del comité de huelga y de todos los habitantes de Veracruz, porque fueron las primeras en decretar la huelga que hoy ha tomado proporciones gigantescas. Ustedes en realidad verdaderas heroínas, por haber puesto la primera piedra de este edificio gigantesco que hemos ahora levantado. Son las iniciadoras y por lo tanto merecen un estrechísimo abrazo de confraternidad. El sindicado rojo de inquilinos les abre sus brazos y les llama con todo cariño SUS QUERIDAS HERMANAS”.

“El reportero que relató este hecho destacó que “la palabra hermanas causó risa ante el auditorio, por lo que Proal les reprendió “Sí señores, y no se rían, estas pobres y despreciadas mujeres, no solamente son nuestras compañeras, sino que también son nuestras hermanas porque analizando las cosas, resulta que ellas son de carne y hueso como nosotros, y no hay motivo de excluirlas de la hermandad, tanto más, que son carne de explotación de los burgueses”.

Y pues si quieren saber más sobre cómo estaba el pedo con las mujeres en general en Veracruz en los años 20-30-40 les recomiendo mucho la lectura del libro Mujeres en la Historia de la ciudad de Veracruz – Primera mitad del siglo XX  de Adriana Gil Maroño y Mª Luisa González Maroño.

Yo hacía mucho que no me encontraba una joya semejante.

 

24 de abril: #VivasNosQueremos

Estoy prendida con la marcha del domingo. Normalmente no voy a marchas, ya tuve suficiente con las del 4F y demás en Barcelona, creo que me empaché. Siempre me siento incómoda porque me engento rápido, tengo una especie de gentefobia, de aglomerafobia, no sé…

Pero a esta sí voy a ir. ACÁ pueden encontrar información de dónde será en sus diferentes ciudades.

Dejo un texto de Ana Francis Mor que leí el otro día en el baño mientras cagaba y que por idiota que parezca es una de las cosas que me ha animado a ir a la marcha. Yo no creo en la “equidad”, me parece un absurdo, y tampoco en la justicia (y menos aún en la institucional) pero el texto me gusta.

¿hasta cuándo le haya?

Yo conté diecisiete.

Diecisiete veces en las que mi padre golpeó a mi madre o a alguna de nosotras. Por razones distintas. Porque no había mantequilla, porque Consuelo llegó tarde, porque Mónica le rompió una muñeca a Esther, porque se fueron de fiesta sin permiso, porque los pañuelos no estaban bien planchados, porque recogimos un gatito nuevo, porque había que pagarle a la ortodoncista… En fin. Y en cada una de esas veces, desde que tengo memoria, yo pregunté, reclamé, grité, pataleé, me escondí, volví a gritar, volví a reclamar. La penúltima vez saqué un cuchillo y detrás de mí, cada quién sacó un sartén, un cinturón ochentero gordo, un bat… Y ya. Santo remedio. Ni siquiera hubo que usarlos. Se acabaron las golpizas y empezamos a mirarnos frente a frente.

Hubo una última vez en la que mi padre sacó una pistola. El grado máximo de violencia cuando la fuerza física ya no era suficiente. En ese momento me di cuenta de que para detener la espiral de violencia había que tener conciencia y dignidad y eso no iba a estar en el lado de mi padre, así que simple y llanamente me fui. Ya no había nada que hacer. El tirano se ganó el triunfo y el desprestigio. Pagó el precio de perder a cinco hijas que no van a ir ni a su velorio, pero ganó a los golpes. Ganó porque se quedó sin contrincantes. Simple y llanamente dejamos de jugar el juego de la violencia. Podría ponerme más melodramática y decir que su apuesta por la impunidad no le rindió frutos, pero la neta es que no lo sé. Más allá de la culpa -en la que no creo- no ha habido ningún movimiento sabio del destino que me haga creer que la vida tiene sus propios contrapesos y misteriosas maneras de hacer justicia. Nel, mi padre morirá impune y sus delitos (porque ahora sé que esos son delitos) pasarán por la libre sin castigo.

Quisiera haber tenido en ese tiempo las herramientas para hacer justicia. Quisiera haber sabido que se podía denunciar, quisiera haber tenido apoyo del gobierno, de otras personas. Sabía que eso no estaba bien, era evidente. Pero no supe cómo defenderme, cómo obtener justicia, así que no la obtuve. Mi madre menos, se murió antes de siquiera pensar que eso era injusto o que podía haber tenido otras opciones.

Pero las cosas se transforman, o por lo menos en nuestro caso la historia cambió. Sobra decir que entre mis hermanas y yo ya no hay historias de violencia con las parejas actuales. Cuando hubo indicios de haberla en alguna, procedimos con todas las de la ley, la solidaridad y la razón para detenerlas.

El punto es que nunca estuvo bien, pero nos tomó una generación darnos cuenta, tomar conciencia, tener las herramientas, accionar al respecto y obtener los resultados deseados: establecer relaciones de equidad, en las que una no tenga que ceder su poder.

(Ana Francis Mor en Manual de la buena lesbiana 2, pág. 110)

Carta abierta a lxs anarcopolicías

/////scroll down for English/////

Hace unos días mi amiga María Basura me escribió contándome unos hechos que no me sorprenden: La banda “queer” de Berlín ha vuelto a pasarse de verga con sus estupideces de lo políticamente correcto. Es algo en lo que tengo experiencia. Esta vez, no obstante ya roza lo criminal. Es por ello que copio acá su “carta abierta”, pues me parece un mensaje importante a tener en cuenta.

Para resumir un poco: María y un compañero (de Sudamérica ambxs) hicieron una performance llamada “Zoológico humano”. En ella posiblemente algunx de lxs dos (o lxs dos) estaban en una jaula como si fueran animales. La hicieron en un declarado espacio anarquista feminista de Berlín. En algún momento de la performance el público les empezó a acusar de racistas y trataron de parar la performance porque obviamente no sabían que estas dos personas vienen del “Coño Sur” y pensaron que estaban haciendo una burla de Sudamérica. El resto lo pueden leer en la carta.

Por favor, no nos transformememos en algo así!!!

http://www.lasbasurasdemaria.blogspot.de/
http://marytrash.tumblr.com/

_______

Zoológicos humanos: Macros y micros fascismos operando hasta el día de hoy.
Sobre lo ocurrido en Kopi (Queer Gala) el 25 de febrero y de como aquellos que no tienen opresiones necesitan inventárselas o cargárselas a otros.

“Esta performance es racista!” Exclaman muy molestos y “tocados” algunas personas del público (Que curioso, las personas afectadas eran todas blancas europeas germanicas) exponiendo como único argumento vital, el hecho de que el color de nuestras pieles es relativamente claro y no responde al imaginario Walt Disney que tienen estas personas con respecto a lo que debe ser unas sudamericanas para ellxs.

Perdidos absolutamente en la imagen de pocahontas intentan invalidar nuestra postura, el trabajo de investigación, el amor, la rabia y el odio que aquellos aberrantes, pero reales sucesos nos generan.

No siendo suficiente ya la discriminación y abuso que recibimos de este sistema eurocentrista, también tenemos que recibirla de parte de anarkopolicias, invalidando nuestras vivencias y visiones , basándose en sus sensibilidades con respecto a esta supremacía moral blanca.

¿De que color debo ser para poder hablar, discutir, expresar, nuestras impresiones sobre los vejámenes del colonialismo?

O es acaso que el ser mestizo es tan deplorable que ni siquiera estamos en la linea cromática política para estas personas blancas (de verdad) europeas que gozan de cientos de privilegios?

Al llamarnos racistas no han hecho otra cosa que demostrar que están infectados de microfascismos y colonialismo, poniendo vuestra moral como ente enjuiciante.

Exponiendo así la ignorancia total con lo que a Abya Yala respecta (Abya Yala, nombre dado por el pueblo Kuna a lo que se conoce mas colonialistamente como America)

Con todo lo que cuesta sacarse de encima los asquerosos prejuicios con los que somos envenenados al comenzar con nuestra educación e inserción en la sociedad, sobre a lo que nuestras raíces indigenas respecta, vienen ustedes a invalidar nuestro empoderamiento.

Somos lxs hijxs bastardxs de la violación sistemática que ha sufrido Abya Yala desde la invasión de los españoles, nos alimentamos con las migajas de lo que queda de vuestros saqueos. No aceptamos bajo ningún punto que nos comparen con ustedes y con sus privilegios solo por tener una tonalidad de piel que no responde a sus imaginarios sobre lo que somos los sudamericanxs.

Zoológicos Humanos no ha sido solo un parto gigantesco, sino mas bien un aborto a toda la educación colonialista que recibimos gracias a santillana y todos los libros de historia provenientes de Europa, donde temas tan cruciales como este han sido absolutamente obviados.

Nos anteceden sangres indigenas y colonialistas, por eso somos mestizos y es nuestro derecho y solo nuestro, de empoderarnos de las historias de aquellos que ya no pueden hablar porque han sido exterminados o a aquellos cuya opresión es tan grande que, ciertamente, para ellxs la representación escénica no es prioridad.

No se dan cuenta acaso que solo reproducen aquello que dicen odiar al intentar boicotear nuestro trabajo (trabajo que no tiene remuneración económica)?

O es que yo, sudaka, debo cuidar la manera en que me planto el escenario para no herir la sensibilidad de un culo blanco? Pues no, repudio vuestra falta de reflexión no vamos a dejar de hacer esta performance ni a cambiarla para dejar de incomodarles, porque no estoy aquí para divertirles.

Saben ustedes, jueces morales, la cantidad de gente mestiza que se caga de hambre o que pierden la vida trabajando para pagar altos precios, solo por el solo hecho de existir y para poder sostener sus sistemas de comodidad europea? Sabían que en Chile en nuestras escuelas, casas, medios de comunicación se trata al nativo como a un terrorista, que el lenguaje que se nos fue impuesto fue el español y que perdimos la maravillosa oportunidad de aprender desde la tierna infancia estas exquisitas lenguas y culturas provenientes de las tierras donde nacimos?

Para llegar hasta aquí debí pasar por humillantes procesos en los cuales me pidieron desde exámenes médicos que comprobaran que no tenia ninguna enfermedad infecto contagiosa con la cual enfermar a ningún buen europeo. (paradójico no?) e infinidad de papeles que demostraran a través de medios económicos que era “alguien”

Una vez aquí esto no para, pase a ser ilegal, la infinidad de tramites no cesa y es que casi hay que agradecer cuando te conceden el permiso para transitar por estas tierras.

Y no contentos con todo lo que he de pasar, aun hay gente, diciéndose profeministas, libertarios pensantes y anarkistas, que centran el debate en el color de nuestras pieles, extremando todo a blanco y negro y aniquilando así toda la gama de grises que existimos entre medio, sin siquiera informarse del contexto, intentando censurar e ilegitimar nuestros discursos.

Como me dijo un buen amigo, somos racializadas porque nuestra raza es una mezcla que opera en conjunto con otras dinámicas de opresión… No, no somos como ustedes, operando, viviendo y enjuiciando con miles de privilegios del ¨primer mundo¨siendo nativos de esta zona y blancos (blancos de verdad)

En este ¨primer mundo¨es mucho mas fácil andar de anarquista, ser okupa, activista y comer prácticamente gratis productos de buena calidad. Es muy fácil soltar la lengua e inventar opresiones.

No quiero vivir en un mundo donde el pensamiento político y anarquista se desarrolle en un escenario de juicio casi circense, donde se llega hasta cuestionar la desnudes de los cuerpos.

(sabemos que la ropa se les fue impuesta a los indigenas ? Sabemos que vivimos bajo colonizaciones corporales donde lo que menos tenemos empoderado es nuestros propios cuerpos?) Nos tapa de ropas el frio y el cristianismo.

No quiero anarkopolicias enjuiciando las intensiones de alguien cuyo único afán es exponer la brutal historia a través de la representación escénica y que quiten peso al hecho central que fue el rapto y violación de miles de nativos provenientes de Abya Yala, Africa y Asia.

Me apena que pierdan energía e intelecto enjuiciando y batallando con el enemigo equivocado, cuando es claro que el real enemigo esta haciendo parques de diversiones en sus cabezas.

Espero de todo corazón que quemen sus prejuicios y privilegios morales, maten a sus policías internos, a esos anarkomotalistas, suiciden-se y nazcan de nuevo y sobre todo, enfoquen la lucha al lado correcto.

Orgullosa de mi cara y corazón de llama y empoderada de todos los espíritus del altiplano de Abya Yala, les desea una prospera muerte y una pronta resurrección.

Maria Basura (Basura antes que Maria)

pd: agradezco profundamente a lxs técnicxs de la fiesta que no permitieron que estas personas cortaran la música y el video de nuestra performance.

//////English/////

Human Zoos: Macro and micro fascisms working until today.

On what happened in Kopi (Queer Gala) on February 25th and on how those who carry no oppressions need to make them up or thrust them upon others.

‘This performance is racist!’ Some people in the audience cry out, very upset and “moved” (funny, those affected were all white European Germanic people) exposing as their only vital argument, the fact that the colour of our skins is relatively light and does not respond to the Walt Disney imaginary these people have regarding what a South American person must be and look like, to them.
Absolutely lost in the likeness of Pocahontas, they try to invalidate our position, research work, love, anger and hatred, which those abhorrent, but true events raise in us.
The discrimination and abuse that we get from this Eurocentric system seemingly not enough, we must also get it from Anarchopolice, invalidating our experiences and visions, based on their sensitivities regarding this white moral supremacy.
What colour should we be in order to talk, discuss, express our views on the humiliations of colonialism?
Or is it that the mestizo being is so deplorable that we are not even considered within the chromatic political chart for these European white people (actually white) who enjoy hundreds of privileges?
By calling us racists, you have done nothing except proving that you are infected by microfascisms and colonialism, placing your morals as a judging actor.
You thus expose your absolute ignorance in regards to Abya Yala (Abya Yala, the name given by the Kuna people to what is better known, colonially, as America ).
Taking into account that it is hard work to leave behind the filthy prejudices with which we are poisoned when we begin our education and integration into society, regarding our indigenous roots, you come to invalidate our empowerment.
We are the bastard children of the systematic rape inflicted on Abya Yala since the Spanish invasion, we are fed from the leftovers of your looting. Under no circumstance we accept being compared to you and your privileges, just because our skin tone does not answer to your imaginaries on what we, South Americans, are supposed to look like.
Human Zoos has not only meant going into a gigantic labour, but rather an abortion of all the colonialist education we got thanks all the History books coming from Europe, where key topics like this have been completely avoided.
We are shaped by indigenous and colonialist blood, that is why we are mestizo and it is our right, and our right only, to become empowered by the histories of those who are not able to speak anymore, because they have been exterminated, or those on whom oppression is so great that indeed stage performance is not their priority.
Is it that you do not realise that you are only reproducing that which you assert to hate as you try to boycott our work (work with no monetary compensation)?
Or is it that I, a Sudaka, should be careful with the way I stand on stage not to hurt the sensitivity of a white ass? Well, no, I reject your lack of reflection. We will not stop presenting this performance or change it to stop making you uncomfortable, because I am not here to entertain you.
Do you, moral judges, know the number of mestizo people who starve or waste their lives working to pay high prices, only because they exist and to be able to sustain your European comfort systems? Did you know that in Chile, in our schools, homes, media, the native is considered a terrorist? That the language imposed on us was Spanish, losing the wonderful opportunity to learn since innocent childhood these exquisite languages and cultures belonging to the lands where we were born?
In order to be here, I had to go through humiliating processes in which I was even asked for medical tests to prove I did not have any infectious contagious disease through which I could make a good European ill (ironic, isn’t it?), as well as endless documents showing through economic means, that I was “somebody”.
Once here this does not stop, I became an illegal alien, the infinite immigration proceedings do not cease and it is almost like you have to offer thanks when given the permission to walk these lands.
And, not happy with everything I must endure, there are still people, calling themselves profeminists, thinking libertarians and anarchists, who pinpoint the debate on the colour of our skins, taking everything to white and black extremes, thus annihilating all of us who exist within the range of greys in between, not even informing themselves on the context, intending to censor and outlaw our discourses.
As a good friend said to me, we are racialised because our race is a mixture operating along with other oppression dynamics…. No, we are not like you, functioning, living, and judging through thousands of “First World” privileges, being natives from this area, as well as white (actually white).
In this “First World” it is very so easy to pose as an anarchist, becoming a squatter, an activist, and eating good quality products practically for free. It is very easy to let loose your tongue and conjure oppressions out of thin air.
I don’t want to live in a world where political and anarchist thinking is developed in a judgmental scenario which is almost circus-like, where even the nudity of bodies is questioned. (Do we know that clothes were imposed to indigenes? Do we know that we live under bodily colonizations where the least empowered thing we have are our own bodies?) We are covered under clothes by the cold and Christendom.
I don’t want Anarchopolice individuals judging the intentions of someone whose only desire is to expose brutal history through stage representation, and who play down the central fact of the abduction and rape of thousands of natives coming from Abya Yala, Africa, and Asia.
It saddens me to see them waste energy and intelligence judging and fighting against the wrong enemy, when it is clear that the real enemy is making amusement parks in their heads.
I hope with all my heart that they are able to burn their moral prejudices and privileges, kill their inner police, those anarchomoralists, suicide their selves and be born again, and, above all, focus the fight on the correct side.
Proud of my llama face and heart, and empowered from all the Abya Yala spirits of the High Plains, and wishing you a prosperous death and swift resurrection,

Maria Basura- Mary Trash (Trash before Mary)

Pd: I deeply thank all the party technicians, who didn’t allow these people to plug off our performance music and video feeds.

http://www.lasbasurasdemaria.blogspot.de/
http://marytrash.tumblr.com/

February 27th, Berlin, Germany.

Bonobo: una especie que puede inspirar la Revolución

Ya con ganas de airear a la red todo lo que he escrito y ha sido publicado. Esta semana subo el artículo que escribí para la antología Transfeminismos: Epistemes, fricciones y flujos que es un gran libro que también está completo y gratis on-line ACÁ.

Ahí va el texto, ya tenía muchas ganas de compartirlo y no me había enterado que el libro completo lleva más de un año en descarga, jajajaja.

Bonobo: una especie que puede inspirar la Revolución

Violence is the last refuge of the incompetent 1

Isaac Asimov

Desde hace un tiempo vivo obsesionada con la revolución. No, perdón, con la RE-VO-LU-CIÓN. Esa que aún no aconteció en ninguna parte ni momento, la innombrada, cuyas consignas sólo se escuchan en muy pocas ocasiones cuando lxs monstruxs salimos a la calle en nuestras pequeñas micro-alianzas a decir “sí, existimos, y esto ya es una victoria”.

La revolución que llevo imaginando mucho tiempo, efectivamente, será feminista o no será, pero no sólo eso: su motor será la sexualidad y su arma más poderosa el cuerpo.

Hasta la fecha, en esta triste Historia que tenemos como especie, manipulada y contada por y para hombres, no se ha producido un verdadero cambio en el paradigma de las revoluciones, todas ellas han supuesto modificaciones que de algún modo seguían acordando con muchas de las cosas que en realidad se estaban combatiendo y todas ellas estaban viendo al enemigo como algo que habita fuera de unx mismx. No supieron ver esxs revolucionarixs que el punto de mira había que situarlo en el centro del espejo pues es ahí donde este sistema patriarcal y perverso ha situado a sus mejores soldaditos, a sus más efectivos dispositivos de control.

Es por eso que me pone tanto cualquier pista de que existe una forma diferente de modificar de modo radical la realidad en que vivimos. Las censuras que recibe la sexualidad humana son una buena pista, la forma en que atraviesan nuestros cuerpos con normas e identidades mansas impuestas desde que nacemos es otra señal inconfundible. Tratan de evitar a toda costa que ambas cosas, nuestra carne y nuestro orgasmo, nos pertenezcan, nos sean algo conocido, propio, poderoso y empoderante.

Siempre pensé que la especie homo sapiens sapiens (cuánta soberbia) a la que pertenezco era un terrible error del curso evolutivo, de la naturaleza, del universo. ¿Cómo es posible que un sistema en principio perfecto en su forma y contenido se permita generar algo capaz de destruir por completo una de sus partes?

El libro La especie elegida2 (cuánta ingenuidad), que cayó en mis manos cuando estudiaba Humanidades en Madrid, vino a revelarme algunos datos interesantes del por qué de la catástrofe. Un cambio climático acabó con nuestro bosque protector y fuente de alimento vegetal para convertirlo en una sabana en la que para sobrevivir había que hacer dos cosas básicas: comer algo que no fuera vegetal y caminar erguidxs. Estas dos modificaciones en nuestro comportamiento repercutieron drásticamente en la evolución de nuestro cuerpo e hicieron que por un lado el estómago tuviera que trabajar menos, quedando entonces un excedente energético para el otro órgano más importante junto al estómago, el cerebro. Ese excedente de energía fue a parar al lugar donde más falta hacía, porque no se sobrevive a un cambio tan grande sin imaginación y sin habilidades mentales avanzadas. Y por otro lado, el hecho de tener que caminar erguidxs para poder localizar posibles depredadores en esa sabana de hierba alta, conllevó una posición diferente de la cadera que trajo como consecuencia un estrechamiento del canal del parto y un considerable ahorro de energía pues es mucho más económico caminar con dos extremidades que con cuatro.

Lo que no comentaba el señor Arsuaga en su libro es que esa necesidad de ayuda al parto de la especie fue el comienzo de la sociedad humana, que como podemos imaginar, nada tenía que ver con lo que vivimos hoy en día en los hospitales, donde las mujeres son tratadas como absolutas inútiles por doctores con prisa por marcharse a casa seguramente a engancharse al televisor y cuyo milagro de la oxitocina inyectada (o el de las cesáreas por doquier) les permite este tipo de libertades. Lo cierto, es que empezaron a ser necesarias las alianzas emocionales basadas en lo práctico de traer un nuevo ser a la vida y esas alianzas se producían entre hembras pues solo ellas entendían claramente lo que estaba sucediendo entre las piernas y en el interior de la otra.

También olvidó decir que en su origen nuestra especie era matrilineal y que nuestra forma de organización era matriarcal en su esencia y que así fue durante miles de años. Esto es lo que hacen los señores que estudian y analizan nuestra evolución, de forma intencional o no, son incapaces de pensar desde perspectivas no machocentristas, y todo lo que yo, que no estoy interesada en analizar el mundo con esos ojos, puedo llegar a conocer sobre estas cuestiones me viene dado desde lugares que me son ajenos, a los que no pertenezco.

Así, toda la información que voy a entregar a continuación ha sido analizada desde una crítica a la propia ciencia, intentando acomodar todas las piezas en un puzle un tanto caótico que se ajuste más a la realidad que vivo y, por supuesto, a mi ideas.

Buscando materiales para la Muestra Marrana3 de 2012 recibí una sugerencia que al principio me pareció del todo bizarra. Chiara Schiavon4 me pasó algunos vídeos de animales que tienen sexualidades de interés especial, por curiosas, divertidas o sencillamente alucinantes. Además del sexo de los tiburones (extremadamente violento) me llamó mucho la atención el caso de lxs bonobo. En los vídeos pude ver todo tipo de prácticas sexuales, llevadas a cabo con algo que me atrevería a llamar cariño y en todas las combinaciones de género y edad que nos podamos imaginar. Mi curiosidad me llevó a buscar más información sobre estos seres y me llevé muchas y gratas sorpresas, las dos mejores: sus sociedades son matriarcales y compartimos un 98% del genoma (al igual que con los chimpancés). Así es como obtuve una de las mejores pistas para reafirmarme en esta idea revolucionaria, que a veces he llegado a pensar como utópica o inalcanzable pero que gracias a la existencia de algo como lxs bonobo se hace más fuerte, más tangible, más obvia. También esto me llevó a corregir mis ideas sobre lxs homo sapiens sapiens: no es la propia especie a la que pertenezco en sí misma ese terrible error, sino el habernos dejado vencer por algo tan terrible como el patriarcado. Eso es en realidad el gran fallo, el patriarcado como sistema.

Hasta 1929 la ciencia dijo que chimpancés y bonobos eran una misma especie a pesar de las diferencias abismales que hay entre ambas, sobre todo a nivel de conducta y organización. ¿Cómo es posible que no se dieran cuenta de esto antes? Esas diferencias no están basadas en cuestiones de laboratorio sino que pueden apreciarse con la mera observación, de un vistazo.

Los chimpancés se organizan mediante jerarquías rígidas verticales en grupos dominados por machos, son xenófobos (generan conflictos con otros grupos de su misma especie), utilizan el sexo solo en su función reproductiva y comen carne. Lxs bonobo se organizan de una forma mucho más flexible y horizontal, las hembras más mayores son las encargadas de mantener la estabilidad y la paz, el sexo y los juegos son utilizados mucho más a menudo en funciones no reproductivas como la resolución de conflictos o el establecimiento de vínculos afectivos fuertes, suelen alimentarse de fruta y, he aquí una de las diferencias que se me hace ridículo que “la ciencia” no haya advertido hasta 1929: caminan erguidxs un 25% del tiempo que pasan a ras de tierra.

Yo hace mucho tiempo ya que dejé de confiar en la “verdad” que la ciencia trata de vendernos, en esa pequeña parte de lo que descubren y que hacen pública y divulgan, y se me hace muy evidente que no es inocente el hecho de que no haya sido tenida en cuenta antes la existencia de algo tan subversivo como que el pariente más cercano que tenemos se organice de forma matriarcal y utilice la relaciones sexo afectivas para reemplazar la violencia.

Como con el tema de la eyaculación femenina, lo que no tiene interés para la ciencia no existe. En este mundo donde todo lo legítimo está avalado por la razón y la razón la regulan y sostienen una panda de psicópatas de bata blanca o trajecitos de “coronel tapioca”, cualquier cosa que no quiera ser visibilizada, con alegar que no es razonable es suficiente.

De este modo, conocer y analizar a lxs bonobo es muy importante para ayudarnos a reconstruir nuestros orígenes desde una perspectiva muy diferente de la que ha dominado hasta ahora, en la que se piensa que a lo que más nos parecemos es a los chimpancés, argumento usado muy frecuentemente para justificar nuestra forma violenta de relacionarnos y para afirmar que el sistema patriarcal es algo ineludible en nuestra especie.

Actualmente, dado que no se puede continuar negando la realidad de que bonobo y chimpancé son cosas bien distintas, hay un inmenso debate dentro de la primatología donde un sector minoritario5 (como siempre) realizó la propuesta de incluir la especie bonobo dentro de la categoría de homo como homo paniscus. Este hecho lo que en realidad viene a decir es que deberíamos científicamente empezar a considerar al bonobo como algo más que un pariente lejano. La especie humana es la única que ocupa en la actualidad la categoría homo pues somos hasta la fecha lxs únicxs supervivientes de la misma (habilis, erectus, neanderthalensis y demás, están extintas) pero debido a las conductas de lxs bonobo y yendo más allá de lo genético, más bien parece que no estamos solxs en cuanto a homo, como nos ha querido hacer creer la ciencia androcentrista. Si la especie bonobo fuera aceptada como humana eso demostraría de alguna forma que nuestra especie era matriarcal por naturaleza y que nuestra sexualidad era la mejor forma de comunicación que teníamos, todo ello, claro, antes de que esta cagada del patriarcado hiciera acto de presencia para acabar llevándonos a la mierda gigantesca en la que estamos ahora metidxs, como sociedad, como especie, como seres vivos.

Durante mucho tiempo las feministas hemos rechazado la idea de que las cosas son “por naturaleza”. ¿Cómo íbamos a aceptar una “verdad científica” que dice que la hembra es por naturaleza sumisa y su función son los cuidados y el macho ostenta el poder y su función es proveer y proteger mediante la violencia y el asesinato de sus congéneres?

Pero ¿qué sucede cuando descubrimos que esa concepción de “lo natural” es sólo una más de las múltiples tergiversaciones que la ciencia patriarcal ha elaborado a través de la selección manipuladora de la realidad, de los datos que las investigaciones entregan? Creo que tenemos que empezar a replantearnos esta cuestión.

Si vamos a la etimología de la palabra “bonobo” descubrimos algo fascinante: significa “ancestro” en una de las lenguas antiguas provenientes del bantú.6 Como deducción directa diría que las sociedades humanas que cohabitaban con lxs bonobo cuando la palabra se acuñó tardaron mucho menos en darse cuenta de dónde venían (simplemente a través de la observación) que toda la ciencia occidental moderna con sus avances tecnológicos, sus laboratorios y sus universidades. Y un grupo de personas jamás llamaría “ancestro” (que no es más que otra forma de reconocerse en “lo otro” a través de la búsqueda de las propias raíces, orígenes, de la identidad como grupo) a un ser que supusiera un reto a nivel cultural o que de alguna forma rebajara moralmente lo que somos. Es decir, las personas que habitaban el mismo medio que lxs bonobo se sentían orgullosas de sus prácticas y conductas, no era algo censurable sino digno de respetar y venerar.

Pero en nuestro temible occidente “evolucionado”, moderno, racional y tecnológico, algo como lxs bonobo básicamente pone en riesgo la legitimidad del patriarcado como sistema de organización, hace tambalearse seriamente los cimientos de lo que somos.

Sus prácticas sexuales también nos pueden ayudar mucho a comprender por qué en las sociedades en las que vivimos el sexo es algo denigrante, sucio, censurable, peligroso y que necesita ser ocultado. Lxs bonobo nos están mostrando algo clave: el sexo une, genera alianzas poderosas, ayuda a resolver tensiones y es un lenguaje más válido que cualquier otro para mantenernos sanxs y felices.

Sin haber profundizado demasiado (tampoco es fácil encontrar documentación sobre sus prácticas sexuales, estoy convencida de que para muchxs científicxs, periodistas y escritorxs es algo absolutamente vergonzoso y de lo que es mejor no hablar pues supone un reto ético e intelectual) he encontrado que lxs bonobo emplean gran parte de su imaginación, tiempo y energía para entregarse placer mutuamente. Estas prácticas incluyen besos con lengua, frotamiento de genitales, sexo cara a cara, sexo oral, sexo anal, masturbaciones, caricias, abrazos, etc. Algo muy relevante también es que practican lo que llamamos “marcha atrás”. Es decir, el macho no eyacula dentro de la hembra salvo cuando el grupo (y básicamente las hembras mayores) decide que un nuevo miembro del mismo es bienvenido. Y otra cosa también relevante (estoy segura de que esto es lo que más ampollas levanta en la comunidad científica) es que mantienen sexo con sus crías pues es una forma de hacerlas sentir integradas y queridas. Por supuesto también incluyen las relaciones homosexuales (es lo que pasa cuando follamos por gusto y no para tener crías, que el género no es el mayor factor a tener en cuenta a la hora de arrejuntarnos para compartir placer) y con todos estos datos, la cantidad de combinaciones y posibilidades que podemos imaginar es infinita.

También es claro que no usan el sexo únicamente como fuente de placer. Para lxs bonobo tiene una función primordial en su sistema de organización: mantener la unidad y la paz. Un ejemplo claro de esta función se da cuando encuentran una fuente grande de alimento. Lxs bonobo son nómadas y se desplazan por la cuenca sur del río Congo y el norte de uno de sus afluentes, el Kasai, generando rutas circulares de comida ininterrumpida. Al vivir en el trópico los árboles frutales están constantemente ofreciéndoles alimento, de modo que cuando consumen una zona se desplazan hasta la siguiente. Encontrar un nuevo lugar repleto de fruta es para ellxs un momento de tensiones y excitación, pero a diferencia de los chimpancés que se desviven en múltiples peleas y conflictos por el control sobre el alimento y el territorio, lxs bonobo comienzan a follar y después, cuando esas tensiones se han evaporado a base de cariño y orgasmos, comen todxs juntxs.

A diferencia también de los chimpancés, que tienen la misma saña fratricida que lxs humanxs, cuando un grupo de bonobo se encuentra en su camino con otro (también fuente de excitación y nervio) las hembras mayores de ambos grupos mantienen sexo juntas, como saludo pero también como forma de mostrar al resto del grupo que no hay nada de lo que preocuparse.

El sexo es su forma de resolver los conflictos y de generar un tejido social que funciona sin violencia y esto, al igual que su sociedad matriarcal, forma parte de sus tradiciones culturales. Esto no quiere decir que sus sociedades no contengan violencia, sino que es manejada de una forma totalmente opuesta a la nuestra. Conceptos como “poder” o “propiedad”, principales generadores de violencia, muerte y destrucción en la especie humana, sencillamente no existen en las agrupaciones de bonobo. Y en este aspecto no podemos obviar el dato del matriarcado ni el dato del sexo no reproductivo, porque son la esencia de esa gran diferencia entre nuestras sociedades y las suyas.

Buscando documentación y más información sobre lxs bonobo llegué al programa especial de Redes7 dedicadx a ellxs. En él, Eduard Punset conversa con la especialista chilena en bonobo Isabel Behncke8 y hace un comentario particular que me dobla de la risa. Cuando Isabel comenta que las bonobo son una sociedad matriarcal, él añade: “Son las hembras las que deciden en última instancia y somos muchos los que decimos que eso tendría que haber ocurrido con los humanos”. Gilipollas, claro que ocurrió, durante un espacio mucho más largo en la línea temporal de nuestra existencia como especie que el que llevamos de patriarcado, pero ustedes los machos propietarios, acaparadores y necios se encargaron de destruirlo y nosotras no supimos o no pudimos defenderlo porque quien no cree en la violencia como forma de solucionar conflictos sencillamente no contempla esa posibilidad, no maneja esas armas.

Para las tribus y grupos étnicos que viven actualmente con lxs bonobo, respetarlxs y cuidarlos como algo sagrado era parte de su labor y de cultura. Esto fue así hasta que en 1996 estalló la primera guerra del Congo, conflicto que ha sido aparentemente concluido en 2003. Para las poblaciones indígenas de las zonas donde lxs bonobo habitan, cazarlos, matarlos y comerlos es tabú porque de alguna forma sería como estar devastando a la propia comunidad humana. Pero las guerras generan hambre y miseria y lxs bonobo son una presa muy fácil pues no huyen de otros seres que caminen erguidos, no nos identifican como depredadores pues hasta esa maldita guerra nunca lo fuimos, y para ellxs éramos más semejantes que enemigxs. Se trata de una especie en peligro de extinción (apenas quedan unos miles de ejemplares) pues durante la guerra fueron sometidos a un alto nivel de caza con fines alimenticios.

Es paradógico y muy triste que sea precisamente nuestra incapacidad para resolver los conflictos de formas no violentas lo que vaya a acabar con la única especie cuyo ejemplo podría enseñarnos a hacer las cosas de otra manera.

Barbara Kruger decía “mi cuerpo es un campo de batalla” y muchxs de nosotrxs nos hemos reafirmado en esa frase porque en ella encontramos identidad. Pero creo que ya llegó la hora de cambiar tal afirmación.

Cuando imagino un lugar con semejante conflicto (¿nos sirven las batallas del Congo para obtener una imagen?) veo que no es ni algo placentero, ni algo bello, ni algo con fuerza suficiente como para vencer nada, es algo herido profundamente, destruido, un lugar de paso que se siembra de cadáveres, surcos, muerte.

Tenemos que sacar la batalla de nuestros cuerpos, llevarla fuera de ellos. En eso han convertido el cuerpo de las mujeres y del resto de seres abyectos quienes gobiernan este mundo donde nadie sabe resolver los conflictos mediante el cariño y el orgasmo. No puedo imaginarme algo más feminista que contradecir eso.

Y acá dejo una pregunta abierta: ¿Qué pasaría si dejamos de entender nuestro cuerpo como el escenario del conflicto para pasar a considerarlo la mejor arma para combatir ese enemigo que nos conflictúa? La especie bonobo, nuestras primas hermanas del corazón de África de las que nos separamos hace seis millones de años, tienen mucho que aportarnos a este respecto a todas las personas que desde el feminismo deseamos absolutamente la RE-VO-LU-CIÓN. ¡Devengamos bonobas!

____

Algunas referencias en internet:

Charla sobre sexualidad bonoba en la Muestra Marrana 5

http://www.freesound.org/people/antigonia/sounds/170966/

Entrevistas a Isabel Behnke:

http://www.emol.com/tendenciasymujer/Noticias/2012/03/22/22495/Isabel-Behncke-La-chilena-que-estudia-a-los-chimpances-para-saber-mas-de-los-humanos.aspx

http://www.caras.cl/sociedad/isabel-behncke-juega-en-serio/

1) “La violencia es el último refugio de los incompetentes”.

2) Arsuaga, J. L.: La especie elegida, Temas de Hoy, Barcelona, 2001.

4) Chiara Schiavon es una activista y artista feminista italiana que trabaja dentro del colectivo Video Arms Idea junto a Mery Favaretto, Giulia Perli y Antonella Ius http://ideadestroyingmuros.blogspot.com

5) Morris Goodman, el polémico científico que consiguió a través de la biología molecular demostrar que gorilas, bonobos, chimpancés y orangutanes pertenecían al género homínido, propuso junto a Emile Zuckerkandl y Harold Klinger la denominación científica homo paniscus para la especie bonobo, dando inicio a una gran controversia.

Coño Potens en descarga libre y gratuita

NOTA A LA EDICIÓN DIGITAL de Coño Potens/Pucha Potens

La motivación principal que me llevó a escribir este libro fue la necesidad de difundir la información que durante años fui recabando sobre el tema de la eyaculación de los coños. Porque realmente sí es algo necesario. El silencio no se combate con más silencio o privatizando los saberes como si de armas de destrucción masiva se tratasen (aunque algunos, como estos que van a leer en las páginas que siguen, se comporten como tales). Aventar este libro completo a la red de forma libre y gratuita es parte de esa estrategia de difusión que considero tan importante.
Hoy, ocho de marzo de 2016 se cumple un año exacto desde que el libro salió del cálido horno de la editorial Txalaparta. Por eso quiero que también hoy, en un día que significa tantas cosas para la lucha feminista, mi lucha, el texto sea accesible a todas las personas que quieran leerlo.
Este libro, su escritura y el proceso de investigación, las giras de presentaciones (mi maleta pesada y yo traemos más de 10.000 kilómetros recorridos, más de 30 ciudades y seguimos), las inmensas dificultades para poder publicarlo en papel en México de forma autónoma y autogestionada (¡viva Papayita Ediciones!), todo lo que lo rodea es probablemente uno de los mejores viajes que he emprendido en mi vida. Es profundamente gratificante saber que estoy haciendo algo positivo por personas afines que, al igual que todxs nosotrxs, tienen muchas heridas que sanar por causa de este patriarcado atroz que nos niega la posibilidad de ser dueñxs de nuestrxs cuerpos y que se revuelve como fiera herida cuando conseguimos aprender a usar el poder que reside en nuestras sexualidades.
Mi mayor premio por las horas empleadas en todo el proceso, por todo el esfuerzo que supone escribir un libro como este desde la precariedad, es sin duda la respuesta de quienes lo leen. Desde que salió hace un año he recibido cientos de emails y mensajes de gratitud de personas que encontraron en estas letras una información relevante para sus vidas, para hacerlas mejores, una información con el poder suficiente para reconstruir el mapa de nuestros cuerpos mutilados por el maldito bisturí ideológico de las sociedades que habitamos, una información, al fin, útil.
Para mí el feminismo no es más que algo útil, nunca lo entendí como un negocio, ni como una forma de alimentar el ego, ni como algo intelectual que deviene en teorías que sólo pueden comprender unxs pocxs privilegiadxs. El feminismo que yo practico es una herramienta de supervivencia, una trinchera donde poder ser felices a pesar de todo, y este libro es mi humilde intento de ser útil para quienes de un modo u otro comparten conmigo las opresiones derivadas de vivir en este mundo de mierda.
Lxs invito desde acá a imprimirlo, fotocopiarlo, incluirlo en sus bibliotecas, enviarlo a todxs sus contactos, darle la máxima difusión posible. Léanlo primero, así es más posible que se les contagie esta imperiosa necesidad de que se sepa el crimen atroz que se ha cometido con nuestros cuerpos y sexualidades y que quieran formar parte activa de esta batalla.
Yo ya no puedo hacer más de lo que hago, así que acá lo dejo, queda en sus manos.

Salud compañerxs,
Diana J. Torres
Ciudad de México, 8 de marzo de 2016.

Enlace de descarga en PDF >>> CLIC ACÁ

Enlace de descarga en EPUB >>> CLIC ACÁ

Ilustración de magnafranse http://magnafranse.tumblr.com